El desplome de un molino obliga a cerrar el paseo fluvial en Cecebre

El desplome de parte de un antiguo molino obligó a cerrar el paseo fluvial en la parroquia cambresa de Cecebre, en las inmediaciones de A Ponte dos Galiñeiros.

El desplome de un molino obliga a cerrar el paseo fluvial en Cecebre
El alcalde de Cambre y personal diverso se desplazó hasta el lugar del suceso en Os Galiñeiros
El alcalde de Cambre y personal diverso se desplazó hasta el lugar del suceso en Os Galiñeiros

El desplome de parte de un antiguo molino obligó a cerrar el paseo fluvial en la parroquia cambresa de Cecebre, en las inmediaciones de A Ponte dos Galiñeiros.
Según fuentes municipales, sobre las 12.50 horas los usuarios del recinto de ocio alertaron al Ayuntamiento cambrés del derrumbe de parte del edificio que forma parte de un antiguo conjunto fabril, situado sobre el río Mero a escasos metros de la presa de Cecebre.

Los técnicos municipales afirman que desconocen las causas del incidente aunque apuntan a que podría deberse al incremento del caudal del río debido a las continuas lluvias, a las fuertes ráfagas de viento del pasado fin de semana y a las consecuencias del paso del tiempo sobre la estructura del edificio. Todas estas circunstancias pudieron influir en el colapso del pilar que se encontraba sobre el río.
 

Visita del alcalde
El propio alcalde, Óscar García Patiño, se interesó por el suceso y realizó una visita al lugar acompañado de varios técnicos municipales, entre ellos un arquitecto y una aparejadora.
Asimismo, efectivos de la Guardia Civil, de Bomberos, de Protección Civil, de la brigada de Obras y un técnico de Aguas de Galicia se desplazaron para ayudar en las distintas tareas del dispositivo especial establecido.
Así, el personal de seguridad accedió al interior de la vivienda con el objetivo de comprobar que en él no se encontraba nadie.

Por su parte, el regidor logró contactar con la propietaria del inmueble que más tarde se traslado hasta la zona.
“Tuvimos suerte, no se encontraba nadie en la vivienda y la pared no cayó sobre el paseo del Mero. Lo cerraremos del lado de la vivienda para evitar más incidentes”, señaló.


García Patiño recordaba, además, que las previsiones meteorológicas apuntaban a que a lo largo de la pasada madrugada habría vientos fuertes, por lo que ordenó apuntalar el resto del inmueble hasta que la propietaria puede hacerse cargo de las actuaciones pertinentes.

Cabe indicar que los Muiños dos Galiñeiros son edificios protegidos por las normas subsidiarias municipales por lo que el proyecto de su rehabilitación tendrá que ser revisado tanto por Patrimonio como por Augas de Galicia.