sábado 19/9/20

El derrumbe de dos inmuebles en el casco histórico de Betanzos obliga a cerrar parte de la calle de A Cerca

Con estos sucesos aumenta la inquietud vecinal por el estado 
del área monumental de la ciudad
El suceso obligó a cortar el tramo de A Cerca entre los cruces con las calles de O Cristo y Os Clérigos
El suceso obligó a cortar el tramo de A Cerca entre los cruces con las calles de O Cristo y Os Clérigos

El 2019 acaba como empezó en Betanzos. La situación del casco  histórico sigue siendo uno de los asuntos que más inquieta a los vecinos, y más aún ante un nuevo caso de derrumbe en A Cerca, que obligó a cortar la calle entre los cruces con O Cristo y Os Clérigos.

En concreto, se desplomaron la cubierta y los muros del número 43, incluida la medianera, lo que acabó arrastrando también parte de la vivienda del 45, esquina con la calle de Venela dos Clérigos. Las dos son propiedad de la Xunta, que las adquirió en el marco del Programa Rexurbe. El suceso ocurrió a mediodía, cuando el viento y la lluvia eran intensos en Betanzos. No hubo daños personales, pero los destrozos materiales también alcanzaron una vivienda de la acera opuesta, cuya entrada quedó taponada por los cascotes, obligando a sus propietarios a usar otra, por A Ribeira. El inmueble más afectado, el del número 43 de A Cerca, lo compró el IGVS (Instituto Galego de Vivenda e Solo) este año y “ahora mismo se está tramitando el proyecto de demolición, que estaba previsto realizar en breve”, explicaron desde la Consellería de Vivenda. En los últimos meses, “se habían hecho actuaciones preventivas para evitar la caída de cascotes, pero el temporal pudo con ella”, añadieron desde el mismo departamento que, en este sentido, aclaró que “puesto que se iba a demoler, el derrumbe no trastoca los planes que tenía el IGVS”.

Colaboración

En cuanto se recibió el aviso, hasta A Cerca se desplazaron personal municipal, Protección Civil y Bomberos de Betanzos, y el Gobierno de Barral informó de lo sucedido a la Xunta, que también desplazó a sus técnicos, y se abrió una vía comunicación constante entre ambas instituciones, según indicaron desde Betanzos.

En esta cuestión, la “colaboración es máxima” porque el Gobierno de Barral considera Rexurbe como una pieza  “importantísima” para la recuperación del casco histórico de la ciudad, siendo A Cerca una de las calles donde más se ha notado la acción de la Xunta. Así, “el IGVS tiene iniciadas las obras de rehabilitación de los números 47 y 49”, y también está adjudicada la de A Cerca 45, que también resultó afectada por el derrumbe pero que, de acuerdo con los planes de la Xunta, se podrá iniciar “a principios de año, ya que en diciembre el sector de la construcción para por vacaciones”, explican desde el departamento de Ángeles Vázquez.

En cuanto los servicios de emergencias completaron su intervención en materia de seguridad, una empresa contratada por la Xunta procedió a la retirada de los escombros, de la misma manera que “se arreglarán los desperfectos que causaron en las casas de enfrente, que parece solo afectan a la pintura de la fachada”, señaló Vivenda.

Lejos de la postura del Gobierno del PSOE, los representantes del BNG se mostraron especialmente críticos con la situación de estas viviendas: “Levamos moito pedíndolle fondos á Xunta para rehabilitar as casas que comprara no casco e demandándolle ao Concello que, como a calquera outro propietario cunha casa que ameaza virse abaixo, expedientase ao Goberno por mantelas en ruínas”, denunció el portavoz nacionalista, Henrique del Río.

Comentarios