domingo 9/8/20

El derribo de un tapón urbanístico en una de las vías de acceso a Perillo finaliza hoy

El Ayuntamiento mantiene cerrada al tráfico la calle de Corredoira das Viñas salvo para  los residentes
Los trabajos de demolición de un garaje para poder construir aceras en la calle de Corredoira das Viñas comenzaron ayer
Los trabajos de demolición de un garaje para poder construir aceras en la calle de Corredoira das Viñas comenzaron ayer

Las obras de derribo de un tapón urbanístico en una de las principales vías de acceso de la parroquia de Perillo, como es la calle de Corredoira das Viñas, se prolongarán hasta hoy.

Un grupo de operarios iniciaron ayer la demolición de un garaje que, según el alcalde, Ángel García Seoane, supone un peligro para los peatones ya que se ven obligados a transitar por la calzada para rodearlo.

Los trabajos han obligado a cerrar la vía al tráfico de vehículos salvo para los residentes que quieran acceder a los garajes privados o para los clientes de un centro comercial que dispone de parking público.

El regidor indicó, en su habitual intervención radiofónica de los lunes en la emisora local de la Cadena Cope, que el derribo del inmueble forma parte de un proyecto más amplio centrado en la construcción de aceras que den continuidad a las sendas peatonales de este calle que enlaza la avenida de Che Guevara con la zona alta de Perillo.

Precisamente, estos trabajos se llevan a cabo en pleno proceso de reordenación del tráfico en la zona alta de esta populosa parroquia oleirense.

Cabe recordar que el Gobierno local dijo, en su momento, que esta iniciativa tendría como finalidad mitigar en lo posible las molestias que están soportando los residentes por varias obras en las infraestructuras.

“Dos proyectos los hicimos coincidir para evitar que los conductores que desde A Coruña se dirigen a Oleiros y Sada utilizasen las calles del alto de Perillo y fuesen por la N-VI como tienen que hacer”, indicó.

Así, la obra de instalación en Santa Cristina del denominado sifón obligó a realizar importantes cambios en el tráfico.

El más polémico fue el que se realizó en el cruce de Sol y Mar ya que impide a los conductores provenientes de Sada y Oleiros dirigirse a O Temple si no se valen de las glorietas de Santa Cristina o del puente de A Pasaxe.

Comentarios