lunes 19/10/20

Los daños causados por el temporal en la comarca superarán el millón de euros

Los daños causados por el temporal “Nadja”, el pasado domingo, superarán el millón de euros y eso si se tienen solo en cuenta las estimaciones más optimistas.

Los ayuntamientos
costeros son los
que sufrieron los
más importantes
desperfectosa
Los ayuntamientos costeros son los que sufrieron los más importantes desperfectosa

Los daños causados por el temporal “Nadja”, el pasado domingo, superarán el millón de euros y eso si se tienen solo en cuenta las estimaciones más optimistas.
Solamente dos alcaldes de la comarca se han atrevido a ofrecer datos económicas sobre los destrozos y, por lo apuntado por ellos, Oleiros y Arteixo ya cerca está de la cifra.
Ángel García Seoane aseguró ayer que será necesario desembolsar medio millón de euros para reparar los destrozos en los arenales de Santa Cristina, Mera y Bastiagueiro.Por su parte, el regidor de Arteixo, Carlos Calvelo, rebaja los desperfectos hasta los 300.000 euros.
Según fuentes de este último municipio, las instalaciones de las playas de A Hucha, Valcobo, Combouzas, Barrañán y O Reiro quedaron seriamente dañadas.
En A Hucha se rompieron las duchas, una parte de la pasarela de madera de bajada a la playa y la caseta destinada a servicios de Protección Civil.
En Valcobo se vio afectado un bombeo destinado al saneamiento, la caseta de Protección Civil, la duchas, una parte de la rampa de madera, una parte del paseo marítimo y las canalizaciones de pluviales.
Combouzas sufrió la rotura de una parte de la rampa de madera de bajada a la playa y el acceso de cemento que estaba preparado para discapacitados.
Por su parte, en Barrañán los daños se centraron en un tramo de cien metros de la pasarela de madera de acceso a la playa, las instalaciones de duchas y de servicios. En O Reiro acabaron destrozados los accesos a la playa: los de madera y otros construidos para que pudieran ser usados por discapacitados.
Los servicios de Protección Civil, Policía Local y de la Concejalía de Obras y Servicios trabajaron durante toda la jornada de ayer en la retirada de una parte de los destrozos que ocupaban vías públicas, y durante esta semana se realizará una estimación del coste de los daños, aunque en un primer momento, se estima que superarán los mencionados 300.000 euros.
La evaluación definitiva de los daños se realizará cuando finalice el periodo de temporales, ya que para esta semana las predicciones meteorológicas señalan que todavía habrá más jornadas con fuertes oleajes que podrían incrementar los daños.
Calvelo y el concejal de Seguridad, José María Sánchez Novo, visitaron las zonas siniestradas tanto ayer como el pasado domingo, día 2, para evaluar los daños y adoptar las medidas más urgentes.
“El litoral de Arteixo se ha visto especialmente afectado por el temporal. Nuestras playas necesitarán de bastante trabajo cuando acabe el invierno para volver a contar con todos los servicios necesarios”, dijo Calvelo.

santa cristina
Por su parte, el regidor oleirense afirmaba ayer encontrarse impactado con las consecuencias del temporal especialmente en los arenales.
Así, en Santa Cristina, parte del graderío del paseo marítimo, que ya se encontraba seriamente dañado, se ha desplomado y los enormes volúmenes de piedra que lo conformaban se encuentran ahora tirados a lo largo y ancho de la playa.
En la zona de Bastiagueiro, comentó Seoane, que el fuerte oleaje ha hecho desaparecer el paseo de madera. La infraestructura habrá que construir de nuevo enteramente.
También el paseo marítimo de Mera ha sufrido numerosos daños y el regidor solicita al Gobierno que lleve a cabo la reparación de todo lo dañado cuanto antes para evitar que el deterioro sea mucho mayor.
En la costa sadense, el Servicio de Emergencias Municipal (SEM) apuntaba ya el pasado domingo que los daños más importantes se registraron en las playas de Cirro y San Pedro, en la parroquia de Veigue, donde la fuerza de las olas se llevó por delante prácticamente todo el mobiliario urbano.
Asimismo en el casco urbano, la arena y las piedras de la playa Nueva fueron arrastradas hasta el césped, cubriendo el paseo marítimo hasta el carril bici. En cuanto a inundaciones afirmaban que solo tuvieron que atender una llamada, en una vivienda situada en un bajo de la calle de Pedro Barrié de la Maza.
Por su parte, el Ayuntamiento de Culleredo ha decidido suspender la celebración de todas las actividades que se iban a realizar hoy al aire libre, debido a la previsión de otro temporal. En Betanzos la cantidad de lluvia caída provocó el domingo el desbordamiento del río Mandeo. n

Comentarios