jueves 28.05.2020

Cumplir siglos en la familia Sánchez Rodríguez ya es una tradición centenaria

Pues será como bien ella dice “a auga da fonte do Quenlle”, pero lo que sí es indudable es que en la familia Sánchez Rodríguez, de la parroquia abegondesa de Leiro, el cumplir siglos (sí, siglos) ha dejado ya de ser una anécdota para convertirse en una costumbre.
El alcalde de Abegondo, José Antonio Santiso, entregó un ramo de flores a Carmen Rodríguez
El alcalde de Abegondo, José Antonio Santiso, entregó un ramo de flores a Carmen Rodríguez

Pues será como bien ella dice “a auga da fonte do Quenlle”, pero lo que sí es indudable es que en la familia Sánchez Rodríguez, de la parroquia abegondesa de Leiro, el cumplir siglos (sí, siglos) ha dejado ya de ser una anécdota para convertirse en una costumbre.

A tal punto es tradición desde hace nueve años que el equipo de gobierno, que preside José Antonio Santiso, va a tener que plantearse la posibilidad de destinar, todos los años, una partida presupuestaria para los gastos del ramo de flores y los pertinentes bombones con los que obsequiar a la vecina Carmen Aurora Rodríguez.

carmen rodríguez celebró su cumpleaños acompañada de sus tres hijos
y de diversos familiares

Y es que Carmen, viuda del que también fue vecino del municipio José María Sánchez Rodríguez, que falleció con 106 años, ayer cumplió “tan sólo” 103.

El alcalde, como no podía ser de otra manera, (que para eso es el que más manda), ha tenido que rendirle un homenaje en nombre de todos los empadronados y se personó en su casa con el correspondiente regalo.

Un detalle que se repite desde hace nueve años cuando el marido de Carmen, José María, en 2003, inició este peculiar ránking de cumpleaños.

Indican fuentes municipales que la homenajeada, acompañada de sus tres hijos, y varios familiares, se emocionó con el detalle del regidor.

Velas

Los vástagos de Carmen ayudaron a su madre en el momento de apagar las velas de la gran tarta con la que celebraron el secular acontecimiento.

El secreto de la longevidad de esta vecina podría estar en beber agua pero una muy particular: la de la fuente de O Quenlle. Por desgracia para los que aspiran a la inmortalidad, según ella, es que ha dejado de manar desde hace varios años, por lo que o se pierde toda esperanza o es preciso realizar obras en la zona para recuperar el manantial.

El alcalde, por su parte, no mostró intención de invertir dinero en ello, por lo que los interesados deberán hacerlo a título personal.

Lo que sí va a hacer el mandatario local, si las circunstancias lo permiten, es retornar el año próximo al mismo lugar para rendirle otro homenaje a Carmen cuando tenga que soplar las velas por su 104 aniversario. n

Comentarios