miércoles 2/12/20

Culleredo repara las calles peatonales por los daños ocasionados por los camiones

El Ayuntamiento de Culleredo ha empezado ya a acometer los trabajos de reparación del pavimento en las calles peatonales de O Burgo, concretamente en la unión de la calle Hersa con la calle Sanjurjo de Carricarte.

Las obras ya están en marcha para cambiar las baldosas que se habían roto
Las obras ya están en marcha para cambiar las baldosas que se habían roto

El Ayuntamiento de Culleredo ha empezado ya a acometer los trabajos de reparación del pavimento en las calles peatonales de O Burgo, concretamente en la unión de la calle Hersa con la calle Sanjurjo de Carricarte.
Esta confluencia entre ambas “se ha dañado por el paso de vehículos pesados que –en su labor de abastecer a los comercios ubicados en estas dos calles– han roto las baldosas en este punto”, ya que se trata de una zona de carácter residencial y comercial.
Las calles se convirtieron en semipeatonales, recuerda el gobierno local, hace más de un año gracias al acuerdo alcanzado entre el gobierno municipal y la asociación de comerciantes, “que deseaba potenciar el paseo de los ciudadanos, pero también quería la entrada de coches con zonas de carga y descarga, que también instauró el Ayuntamiento”.
El consistorio lamentó que en este tiempo, el acceso de vehículos pesados con mucha carga haya provocado estos daños en el cambio de rasante, la zona que más soporta el peso. El alcalde, Julio Sacristán, explicó que ahora se colocarán en esta zona baldosas más resistentes, con capacidad para soportar mejor el paso de vehículos. “La Policía Local de Culleredo ya tomó cartas en el asunto, primero con avisos y luego ya con alguna sanción por su incumplimiento”, subraya el ejecutivo cullerdense.
Por último, el primer teniente de alcalde y responsable de Seguridad Ciudadana, José Ramón Rioboo, anunció que esta vigilancia de los agentes “se intensificará” una vez finalice el remate de las obras. El objetivo, dijo “consistirá en prevenir el paso de vehículos pesados, que ya disponen de una zona de carga y descarga en la avenida de Ribados”.

Comentarios