• Jueves, 20 de Septiembre de 2018

Culleredo incrementa las plazas de aparcamiento en el núcleo de Vilaboa

El Ayuntamiento de Culleredo está llevando a cabo una reforma en la carretera nacional N-550, en el tramo del núcleo de Vilaboa, para incrementar el espacio destinado a aparcamiento.

Culleredo incrementa las plazas de aparcamiento en el núcleo de Vilaboa
Las obras de mejora se llevan a cabo desde que el Gobierno cedió las competencias de la N-550 al Ayuntamiento
Las obras de mejora se llevan a cabo desde que el Gobierno cedió las competencias de la N-550 al Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Culleredo está llevando a cabo una reforma en la carretera nacional N-550, en el tramo del núcleo de Vilaboa, para incrementar el espacio destinado a aparcamiento.
Según fuentes municipales, el Gobierno local continua exprimiendo las posibilidades de mejora de la avenida principal de este núcleo urbano desde que asumió su mantenimiento.

En esta ocasión, la actuación consiste en la modificación de 70 centímetros del eje de la vía entre las calles O Souto y O Rueiro. Esto permite, manteniendo el mismo ancho de los carriles de circulación, ganar una docena de plazas de estacionamiento en línea, en el margen derecho en dirección hacia Alvedro.

A nivel de seguridad vial, el equipo de gobierno genera un nuevo paso para peatones. La señalización horizontal ya fue pintada y las señales verticales están preparadas para una inminente instalación.
Esta intervención fue proyectada en la reunión mantenida entre el alcalde, José Ramón Rioboo, la Policía Local y técnicos, que analizaron las opciones de mejora de las condiciones de la vía tras su entrega al Ayuntamiento.

Escasa complejidad
Rioboo apunta que este tipo de actuaciones “no son complejas y proporcionan ventajas muy importantes para los vecinos del entorno”. La generación de nuevos espacios para aparcar es una de las peticiones habituales de los vecinos en un entorno residencial como Vilaboa.

El incremento de la seguridad vial se ha producido de forma constante desde que el Ayuntamiento es propietario. En varios pasos de cebra de la vía se han ampliado las aceras para incrementar la visibilidad del peatón.

Entorno de la iglesia
Se llevaron a cabo en Vilaboa, en el entorno de la iglesia y de Sagrada Familia, y en A Corveira. Se solucionó así el problema consistente en que el viandante quedaba obstaculizado por los vehículos estacionados.
Rioboo explica que la realización de estas obras es consecuencia de la decisión del gobierno local de pedir la cesión de la antigua N-550, antes dependiente del Ministerio de Fomento. “Podemos así llevar a cabo una serie de trabajos que antes teníamos muy complicado de lograr al no depender de nosotros”, afirma el regidor.

Esta iniciativa forma parte de un importante paquete de obras en infraestructuras que el Gobierno local está llevando a cabo en uno de los núcleos urbanos del municipio con mayor número de residentes.