miércoles 21/10/20

Cinco personas resultan heridas en un choque entre dos vehículos en Alvedro

Cinco personas, entre ellas dos menores de edad, resultaron ayer heridas en un espectacular accidente de tráfico que tuvo lugar en el núcleo de Alvedro, en el municipio de Culleredo.
 

uno de los turismos quedó destrozado juan m. viqueira candal
uno de los turismos quedó destrozado juan m. viqueira candal

Cinco personas, entre ellas dos menores de edad, resultaron ayer heridas en un espectacular accidente de tráfico que tuvo lugar en el núcleo de Alvedro, en el municipio de Culleredo.
El suceso se produjo alrededor de las ocho de la mañana en la carretera nacional N-550 cuando por causas que se desconocen dos vehículos, un Peugeot 306 y una furgoneta Citröen C5, colisionaron de modo frontolateral.
Según distintas fuentes, el impacto fue de tal magnitud que el turismo salió desplazado y colisionó contra un muro que cierra la finca de una vivienda y también contra uno de los postes del alumbrado público.
El servicio de Emergencias del 112 alertó al parque comarcal de bomberos de Arteixo y a la Guardia Civil de Tráfico del siniestro. Hasta el lugar se desplazaron dotaciones de ambos destacamentos que una vez en el lugar ayudaron a atender a los heridos.
Las víctimas mayores de edad, que responden a las iniciales D.M.G., de 32 años de edad; T.V.C., de 18 años de edad, y A.J.A., también de 18 años, al igual que las menores fueron ingresadas en el Chuac, tras ser trasladadas desde el lugar del accidente en tres unidades móviles medicalizadas.
Por su parte, los agentes de la Guardia Civil establecieron un dispositivo especial de tráfico, que duró unos 45 minutos, mientras se atendía a los heridos y se limpiaba la calzada.

La colisión provocó que un turismo impactase después con un muro y un poste de alumbrado

punto negro
Se da la circunstancia de que en el mismo tramo de la carretera N-550 falleció recientemente, también en un accidente de tráfico, un cura párroco del municipio de Culleredo.
El hecho tuvo lugar el día 15 de febrero cuando el vehículo en el que viajaba el que fuese cura de Vilaboa José Cardeso Liñares sufrió una salida de vía y colisionó contra un muro.
Los servicios de emergencia no pudieron hacer nada por su vida.

Comentarios