domingo 20.10.2019

Condenan a Audasa a pagar 300.000 euros a conductor que perdió una pierna en la AP-9

El Juzgado de Instrucción Número 4 de Betanzos ha condenado a Autopistas del Atlántico a indemnizar con más de 300.000 euros –incluidos intereses– a un conductor que perdió una pierna en un accidente de coche en la AP-9.

El Juzgado de Instrucción Número 4 de Betanzos ha condenado a Autopistas del Atlántico a indemnizar con más de 300.000 euros –incluidos intereses– a un conductor que perdió una pierna en un accidente de coche en la AP-9.
Según su representante, José Luis Villar de la Riera, del despacho Villar Pispieiro, “con esta sentencia se considera a Audasa responsable de las lesiones causadas tras el accidente en la AP-9”. El demandante sufrió la amputación de una pierna al acabar encajado en la bionda metálica existente en la mediana y, según se declara probado en la sentencia, la barrera “no contaba con la tornillería de sujeción preceptiva”, señaló Villar de la Riera.

APELABLE
El dictamen, que considera que este importante fallo de seguridad en la infraestructura de la autopista fue el causante de un desprendimiento de una sección de la bionda que supuso que el resto de la barrera se introdujese en el vehículo seccionando la pierna del conductor y causándole graves lesiones, es susceptible de apelación ante la Audiencia Provincial por parte de la concesionaria de la AP-9.
El titular del Juzgado 4 de Betanzos entiende que Autopistas del Atántico es responsable de los daños causados al conductor, ya que las lesiones producidas “son consecuencia directa e inmediata de la negligencia de la concesionaria demandada en la colocación, conservación y anclaje de las biondas o barreras metálicas con las que colisionó el vehículo conducido” por el demandante en la AP-9.

“INCAPACIDAD”
A la hora de establecer el importe de la condena a la concesionaria de la autopista se tuvieron en cuenta los 1.217 días de incapacidad temporal, de los cuales 340 fueron de ingreso hospitalario y los más de ochocientos restantes impeditivos del desarrollo de sus ocupaciones habituales, así como la indemnización por incapacidad permanente parcial, informó Pispieiro Abogados.
El mismo despacho indicó que “la excesiva magnitud de las lesiones sufridas por aquel a consecuencia de su colisión con la referida bionda, fue debida única y exclusivamente a la falta en aquellas de un sistema de tornillería y anclaje que las uniese entre sí y al firme, y evitase así la penetración de la bionda en el habitáculo del coche con las gravísimas consecuencias lesivas que esto conllevó para el demandante”, precisaron sus represantes a través de una nota enviada por su departamento de comuncación en A Coruña.

Comentarios