viernes 27/11/20

Condenado a 15 años de cárcel por degollar a un hombre en Ordes

La sección primera de la Audiencia Provincial de A Coruña ha condenado a 15 años de prisión a un exmilitar que asesinó en 2016 a un vecino de Ordes

Condenado a 15 años de cárcel por degollar a un hombre en Ordes. Foto de archivo.
Condenado a 15 años de cárcel por degollar a un hombre en Ordes. Foto de archivo.

La sección primera de la Audiencia Provincial de A Coruña ha condenado a 15 años de prisión a un exmilitar que asesinó en 2016 a un vecino de Ordes (A Coruña) con el que previamente había mantenido una discusión en el campo de la feria de la localidad.

La sentencia, remitida por el Tribunal Superior de Justicia de Galicia, indica que el ataque se produjo "sorpresivamente" y en una zona que estaba "mal iluminada y escasamente transitada", por lo que la víctima careció de posibilidad de defensa.

Tras la disputa, según consideró probado el Tribunal del Jurado, sobre las cuatro de la mañana del 17 de julio de 2016, el acusado apuñaló a la víctima en el cuello cuando caminaba por la calle Compostela en dirección a su domicilio.

En el fallo, el magistrado presidente indica que "una única puñalada, certera y fulminante, determinó la muerte inmediata de la víctima", cuyo cuerpo "no presentó ninguna herida de defensa".

Además, se considera acreditado que el condenado y el fallecido, "dedicados habitualmente a la venta al por menor de drogas", tenían enemistad y que el día de los hechos tuvieron una pelea, tras la cual la víctima se marchó para su casa y llamó por teléfono para pedir la presencia de una patrulla policial.

Después, según el fallo, fue degollada por el acusado, que tenía entrenamiento militar.

Así, narra que en el cadáver solo apareció el perfil genético del sospechoso, cuyo vehículo fue detectado a la hora y en el lugar del suceso, y apunta que este le sustrajo el teléfono móvil a la víctima, que fue posicionada "en una vía de escape compatible con la ruta de vuelta del acusado a su casa".

Pocos días después de los hechos, el condenado y su familia se trasladaron a Madrid y, más adelante, él viajó Colombia. "Todos los indicios confluyen y determinan que solo el acusado estuvo en situación de cometer el hecho", señala el magistrado presidente.

Sin embargo, el encausado negó en su declaración ser el autor del crimen aunque admitió que se pelearon "a puñetazos".

Comentarios