martes 19/1/21

Los concejales de Anova en Bergondo dejan su partido por el “bien común” del municipio

Los concejales de Anova en Bergondo, Juan Fariña y Eloy Babío, han comunicado su decisión de abandonar el partido político al que pertenecen por “estar en desacordo co devir da agrupación, ao considerar que non discorre acorde co interese xeral da cidadanía de Bergondo”.

Eloy Babío, Juan Fariña y Alejandra Pérez, en la firma del acuerdo de Gobierno | patricia g. fraga
Eloy Babío, Juan Fariña y Alejandra Pérez, en la firma del acuerdo de Gobierno | patricia g. fraga

Los concejales de Anova en Bergondo, Juan Fariña y Eloy Babío, han comunicado su decisión de abandonar el partido político al que pertenecen por “estar en desacordo co devir da agrupación, ao considerar que non discorre acorde co interese xeral da cidadanía de Bergondo”.
Los ediles forman parte del Gobierno local desde enero de 2017. “É unha decisión dura porque Anova era un proxecto no que criamos e no que participamos desde o principio. Pero o ben xeral de Bergondo está por diante”, expresa Fariña.

Política urbanística
Por su parte, la Asemblea de Anova-Bergondo dice que los dos concejales “incumpren os acordos democraticamente adoptados, contradicindo as liñas fundamentais da política urbanística defendida por Anova en Bergondo” y se opone a la modificación puntual de las normas subsidiarias en San Isidro, que está pendiente de la resolución de evaluación ambiental de la Xunta y que contempla la construcción de 55 nuevas viviendas y un local comercial.
“Pensamos que con esta decisión discrecional beneficiaríase a certos propietarios, consolidando unha operación especulativa antes de que se aprobe o Plan Xeral de Ordenación Municipal”, indican, mientras que la alcaldesa, Alejandra Pérez, señala que la decisión “no es fruto de ningún pelotazo urbanístico”.
La regidora, que sostiene que el abandono de Juan Fariña y Eloy Babío de su partido político “no va a afectar al Gobierno local”, apunta que tratará el asunto con su grupo y que la modificación puntual es una “propuesta muy buena que se adelanta al PGOM para solucionar ciertas necesidades detectadas en San Isidro”. l

Comentarios