Domingo 21.04.2019

Los centros neurálgicos de la vida social y recreativa en los municipios

La cultura tiene un papel destacado en el área metropolitana y los ayuntamientos se esfuerzan por mantener sus recintos y crear nuevas infraestructuras que permitan a los vecinos reunirse y socializar. Por municipios, Oleiros es el que cuenta con más instalaciones y en Cambre están construyendo un muy demandado auditorio

El Gobierno de Cambre prevé que las obras de su Casa da Cultura, que incluirá el demandado auditorio, puedan estar finalizadas en la próxima primavera, según informó la empresa adjudicataria. El alcalde, Óscar García Patiño, se muestra “muy satisfecho” del buen ritmo de las obras y cree que estará a pleno rendimiento ya entrado el 2020. “Por fin contaremos con un recinto cultural de calidad”, dice.
El Gobierno de Cambre prevé que las obras de su Casa da Cultura, que incluirá el demandado auditorio, puedan estar finalizadas en la próxima primavera, según informó la empresa adjudicataria. El alcalde, Óscar García Patiño, se muestra “muy satisfecho” del buen ritmo de las obras y cree que estará a pleno rendimiento ya entrado el 2020. “Por fin contaremos con un recinto cultural de calidad”, dice.

El Ayuntamiento de Cambre fijó entre sus objetivos para el mandato 2015-2019 la puesta en marcha de un auditorio, una infraestructura “muy necesaria”, explicó su alcalde, Óscar García Patiño, por la calidad de vida que aportaría a sus vecinos. La cultura es un bien que los municipios de la comarca consideran imprescindible y todos han apostado por habilitar y mejorar recintos para acoger todo tipo de espectáculos.

Se estima que la Casa da Cultura cambresa esté terminada antes de junio, aunque luego quedará pendiente su acondicionamiento con mobiliario, urbanización del entorno y creación de aparcamientos. “Por primera vez en la historia, Cambre va a poder disfrutar de un espacio cultural de calidad, con aforo para obras de teatro, cine o conciertos. Además, lograremos una biblioteca moderna y accesible y su traslado desde el centro de salud permitirá ganar espacio y pedirle al Sergas más servicios médicos”, apunta Patiño.

La localidad utiliza actualmente el centro sociocultural de O Graxal y Villa Concepción para diversas actuaciones, pero cuentan con un aforo muy reducido, lo que limita el abanico de posibilidades. En Cecebre se encuentra el antiguo teatro de La Juventud, actualmente sin uso, aunque el Gobierno local trabaja para adaptarlo a la normativa de seguridad vigente. Dispone de un aforo para 270 personas sentadas, más los palcos, y los vecinos llevan años reclamando que se abra de nuevo al público.

Oleiros, líder
Oleiros gana por goleada en este ámbito y según su alcalde, Ángel García Seoane, esto “non é casualidade”. “O desenvolvemento do Plan Xeral, hai que lembrar que conseguimos aprobar tres estando en minoría, xunto coas nosas políticas de difusión e divulgación cultural, fixeron posible que a día de hoxe existan numerosos equipamentos públicos”, dice el regidor, que cifra el patrimonio municipal en 14 Casas do Pobo, siete bibliotecas, cinco casas de préstamo, el Museo de Olería “máis importante de toda España”, un edificio singular como el Castillo de Santa Cruz, diversos pazos y fincas, dos centros juveniles y dos grandes recintos culturales como  A Fábrica y As Torres.

Arteixo mantiene una programación estable de teatro cada fin de semana en el centro cívico local y en Meicende, y poco a poco se han ido creando locales en las poblaciones. “En los últimos años, una de nuestras metas ha sido conseguir que todas las parroquias tengan un sitio de referencia para realizar actividades. Con la actual construcción del centro de Oseiro y próximamente el de Suevos, estamos cerca de lograrlo”, comenta el alcalde arteixán, Carlos Calvelo.

La alcaldesa de Bergondo, Alejandra Pérez, asegura que las actividades culturales en su municipio “suscitan un elevado interés por parte da cidadanía, en gran parte motivado pola calidade das instalacións, coa Senra, a Casa da Cultura e os locais sociais, que funcionan como espazo de reunión”.

En Culleredo, tras acometer la reforma del sótano y la planta baja del edificio Servicios Múltiples, piensan ya en la segunda fase de las obras. “Remodelaremos, también, muchos centros sociales, núcleos de la actividad en las parroquias. A nivel de cultura, Culleredo concentra la mayor oferta del área, con espectáculos gratuitos que muchas veces son de pago en las ciudades, así como exposiciones mensuales y talleres semanales”, recuerda José Ramón Rioboo, regidor.

Historia
En la comarca existen ejemplos de cómo la arquitectura patrimonial e industrial se ha acabado destinando a usos culturales. Desde A Fábrica de Perillo hasta Villa Melania, en Culleredo, A Senra, en Bergondo, y el cine Alfonsetti de Betanzos, son muchos los municipios que han optado por llenar de vida inmuebles que forman parte de su historia.
Con inversiones y mejoras, el área metropolitana sigue apostando por sus recintos culturales para mantener unido al pueblo y potenciar su intelecto. Lo decía Epícteto: “Solo el hombre culto es libre”.

Comentarios