lunes 21/9/20

Centenares de personas acuden al mercadillo solidario organizado para ayudar a Lola

Centenares de personas decidieron pasar la jornada festiva en el pabellón Sofía Toro de Cambre.
El mercadillo tuvo lugar en el pabellón Sofía Toro	javier alborés
El mercadillo tuvo lugar en el pabellón Sofía Toro javier alborés

Centenares de personas decidieron pasar la jornada festiva en el pabellón Sofía Toro de Cambre. “Hay mucha gente y están comprando muchísimo”, afirmaba Catalina Rodríguez, presidenta de la Asociación de Mujeres y Familias de Ámbito Rural (Amfar) de Cambre, entidad que se ha encargado de organizar este mercadillo solidario.

Las familias rurales recaudan fondos para comprarle un andador a la niña

Con las aportaciones vecinales “y de los niños”, subraya Rodríguez, el pabellón fue un hervidero de gente durante todo el día que quiso aportar su granito de arena para que la pequeña Lola, que padece una parálisis cerebral, pueda tener un andador. “El objetivo es recaudar lo máximo posible porque cuesta 7.000 euros”, explica Rodríguez.

El pabellón cambrés se cubrió de este modo de hileras e hileras de figuras variadas, ropa, juguetes, comida... Un variopinto escaparate que le dio un color muy especial a la instalación.

En medio de todos estos productos, destacan unas manualidades que han hecho los más pequeños de Cambre. “Son unas estrellas de Navidad preciosas”, señala Rodríguez. Los alumnos cambreses han querido de este modo y “con todo el cariño” demostrar que “son los primeros en colaborar” cuando se trata de una causa así, enfatiza la presidenta de Amfar.

Con todo, los vecinos que ayer recorrían el pabellón para adquirir algún objeto, parece que no mostraron ninguna preferencia y todo se vendía “por igual”. A fin de cuentas, lo importante era realizar alguna compra para ayudar a la pequeña.

Donaciones

Para que este mercadillo pudiese ser una realidad, los miembros de Amfar iniciaron una campaña de recogida de artículos. Después de publicitar el evento, comenzaron a llover utensilios con los que los cambreses quisieron darle vida al evento, que además contó con hinchables y animación durante el día.

“Todo ha nacido de la solidaridad y la colaboración” vecinal, incide Rodríguez, que asegura que desde Amfar están “orgullosos” de esta oleada altruista.

“Olga de Altamira se movió muchísimo”, ejemplifica Rodríguez. Esta vecina cedió un local para que pudieran ir reuniendo todo el material que llegaba.

Con cariño, Rodríguez recuerda un feirón de Cambre, al que acudieron para dar a conocer el mercadillo. “Hacía muchísimo frío y Olga nos trajo café y pastelitos. Fue como una madre de todo el grupo”.

Gracias a ejemplos como el de esta vecina, el mercado solidario fue todo un éxito desde las doce del medio día, cuando abrió sus puertas, hasta las ocho de la tarde, cuando llegó el momento de recoger el pabellón polideportivo y comenzar a contar la recaudación obtenida para que Lola pueda conseguir su andador.

Comentarios