domingo 20/9/20

Carral estudiará la viabilidad de la gasolinera proyectada en suelo rural

El Gobierno carralés estudiará la viabilidad de la gasolinera que la empresa Plenoil quiere proyectar en la parcela anexa al IES Carral, en la Costa do Pincho, obra contra la que ha alegado el Partido Socialista

El terreno se encuentra pegado al IES Carral | pedro puig
El terreno se encuentra pegado al IES Carral | pedro puig

El Gobierno carralés estudiará la viabilidad de la gasolinera que la empresa Plenoil quiere proyectar en la parcela anexa al IES Carral, en la Costa do Pincho, obra contra la que ha alegado el Partido Socialista por estar ubicada en suelo de núcleo rural y por suponer un peligro para la vecindad y los estudiantes de la zona.
Desde el equipo de José Luis Fernández Mouriño indican que el asunto está siendo tratado actualmente por el departamento de Urbanismo, ya que el arquitecto municipal está elaborando un informe técnico. Por otra parte, el Ejecutivo local asegura que la promotora no ha remitido todavía los permisos sectoriales de otras administraciones.
La Xunta sacó a principios de mes a información pública el proyecto de instalación de una gasolinera desatendida en el terreno lindante con el centro educativo, una iniciativa que desde el PSOE de Carral denuncian por su peligrosidad, “polas manobras de vehículos nunha zona xa de por si complexa e pola incompatibilidade co planeamento urbanístico”.
La empresa, con sede en Málaga, defiende que la construcción de la estación de servicio es compatible con las normas subsidiarias en vigor, aunque desde el Ayuntamiento ni confirman ni desmienten tal información. Se limitan, explican, a esperar el informe de Urbanismo.
Zona inadecuada
“Existen lugares moito máis adecuados para esta instalación, o cercano polígono industrial sería o lóxico, por exemplo, pero non pegado ao instituto. Debemos ir trasladando as actividades de tipo industrial ao seu lugar, o polígono, e non permitir a nova instalación de actividades nocivas, molestas ou perigosas nos lugares de residencia dos núcleos urbanos”, señala el portavoz del PSOE, Pablo Couto, quien recuerda que las normas y el Plan General –en trámites– permiten el uso comercial del terreno, pero excluyen “el almacenaje y manipulación de productos nocivos”.
Según la memoria medioambiental, la parcela cuenta con una superficie total media de 2.360 metros cuadrados y de 2.439 según datos catastrales y se encuentra actualmente sin edificar. La actividad proyectada se emplazará en dicha parcela, desarrollándose la actividad únicamente en planta baja y ocupando la superficie necesaria para llevar a cabo la actividad, lo que supone un área de actuación de 188,55 metros cuadrados. l

Comentarios