miércoles 21/10/20

Carballo abre la primera unidad de atención temprana de la provincia

Carballo inauguró ayer la primera unidad de atención temprana de la provincia y la tercera de Galicia, junto con las de Lalín y Vilagarcía. Se trata de un servicio público y gratuito.

Diversas autoridades acudieron ayer a la inauguración de las instalaciones de carácter totalmente gratuito	marema
Diversas autoridades acudieron ayer a la inauguración de las instalaciones de carácter totalmente gratuito marema

Carballo inauguró ayer la primera unidad de atención temprana de la provincia y la tercera de Galicia, junto con las de Lalín y Vilagarcía. Se trata de un servicio público y gratuito que ofrece una asistencia integral a los niños de cero a seis años que presentan discapacidades o dificultades en su desarrollo, tales como problemas motrices, de lenguaje o de comportamiento emocional y cognitivo o que tienen el riesgo de padecerlos, además de prestar apoyo a sus familias.
Esta Unidade de Desenvolvemento Infantil e Apoio Familiar (Udiaf), promovida y gestionada por la AGAT (Asociación Galega de Atención Temperá) y la Consellería de Traballo e Benestar, se ubica en el semisótano del antiguo ambulatorio cedido por el Concello carballés. Ocupa el espacio de las antiguas oficinas de la Unidad Asistencial de Drogodependencias, una superficie de 180 metros cuadrados repartidos en una recepción, tres salas de atención y otra de reuniones, una oficina, un almacén y aseos.
El servicio empezó a funcionar ayer y cuenta con una psicomotricista, una logopeda, una administrativa y la coordinadora y psicóloga Yaiza Antelo. De este servicio pueden beneficiarse todas las familias de Bergantiños, con el único requerimiento de estar empadronadas en alguno de los siete concellos de la comarca. En la actualidad hay catorce familias en lista de espera. Las personas interesadas pueden contactar en el propio local así como a través del número de teléfono 881 94 64 10 o a través del email [email protected]

concurrida inauguración
El acto inaugural estuvo muy concurrido, con la presencia de la secretaría xeral de Política Social de la Xunta, Coro Piñeiro; la delegada territorial de la Xunta en la provincia, Belén do Campo; el alcalde carballés, Evencio Ferrero; su homólogo de Malpica, Eduardo Parga; así como la presidenta de la AGAT, Teresa Busto; la presidenta de  Cruz Vermella, Matilde Anido, además de representantes de la corporación y los diputados autonómico y nacional, Aurelio Núñez y Marga Varela, respectivamente.
Coro Piñeiro mostró su satisfacción por la apertura de este servicio que se integra en la nueva Rede Galega de Atención Temperá, cuyo decreto de constitución se aprobó hace un año, y que en 2015 recibirá por primera vez una partida de 312.500 euros. Esta red pretende integrar la acción sanitaria, educativa y de bienestar de formar transversal para conseguir un servicio de proximidad.
La de Carballo es la tercera unidad de Galicia – las de Lalín y Vilagarcía atienden actualmente cada una  a 250 familias– y funcionan por medio del convenio que desde 2009 mantienen  la Xunta y la AGAT. Piñeiro anunció que la Xunta aumentará su aportación en 2015 un 22%, hasta los 275.000 euros. “Con que só un neno poda levar unha educación e unha vida ordinaria grazas ao servizo merece a pena todo este esforzo”, aseguró Piñeiro en la inauguración.
Por su parte, el alcalde carballés destacó la relevancia de la Udiaf porque “vai atender a familias con necesidades moi importantes”. “O primeiro é conseguir que a poboación esté atendida” y dar los pasos para que las personas con estas dificultades “se integren con total normalidade na sociedade futura”, añadió Ferrero.
El alcalde tuvo palabras también para la labor de Aspaber, de la que se mostró muy orgulloso, y de la asociación Aloumiños, presente en el acto de ayer, dedicada a atender a niños mayores de seis años, mostrando la voluntad del Concello de colaborar con ellos en el futuro.
Finalmente tomó la palabra la presidenta de AGAT, quien insistió en los agradecimientos a la Xunta, al Concello y a los profesionales y socios de la entidad. Agradeció a la Xunta que, después de la puesta en marcha de la AGAG en 1997, por fin sea posible “que a atención temperá sexa unha realidade tal e como a tiñamos pensada”.
Teresa Busto destacó del Concello carballés el apoyo recibido porque “ás veces non é fácil que se vexa a necesidade de crear novos servizos que non son rendibles”, sobre todo a nivel electoral, “porque os resultados vense a nivel familiar e non social”, concluyó Busto.

Comentarios