miércoles 20/1/21

Cambre y Oleiros tiran de parque móvil “vintage” para las visitas del Apalpador y los Reyes Magos

Espectaculares Cadillacs, un Ford del 46, Escarabajos y un autobús de época fueron todo un reclamo 
Los automóviles clásicos que se pudieron ver en Santa Cruz
Los automóviles clásicos que se pudieron ver en Santa Cruz

Las cabalgatas de Reyes y la visita del Apalpador tuvieron este año en Cambre y Oleiros más reclamo que la luz, el color, los caramelos y la ilusión. Los dos municipios se guardaron en la manga un as de última hora y los monacas aparecieron el domingo a bordo de vehículos de época.

En Cambre, el Apalpador pasó por todas las parroquias en el mes de diciembre y lo hizo a bordo de un autobús matriculado en 1934 de la histórica compañía coruñesa Autocares Vázquez, de Cesuras. No era la primera vez que pisaba el ayuntamiento, ya que se utilizó para la feria Noutrora –en Sada ha sido avistado en la Feira Modernista más de una vez–.

Los Magos de Oriente partieron en la mañana del 5 de enero de la Casa Consistorial cambresa en un espectacular Ford del año 46, color hueso y descapotable, para recoger las peticiones de los niños de las zonas rurales. Recorrieron 14 núcleos, para después comenzar las cabalgatas en O Temple, A Barcala y Cambre, donde las carrozas de cada rey fueron acompañadas de más vehículos clásicos: varios Cadillac, un Escarabajo, un Volvo PV544, algunos Mercedes y otras joyas.

El Ayuntamiento cambrés, explica, tenía preparados dos coches antiguos para la visita de los Reyes a las parroquias del rural, según las condiciones meteorológicas de la mañana. “Llevarlos en carroza por todos los núcleos era inviable y esto es más vistoso”, apunta la concejala de Cultura, Mónica Varela.

Alquiler

Sus Majestades de Oriente arribaron a Santa Cruz, en Oleiros, subidos a tres coches de la compañía de alquiler cullerdense Ya Car.

Melchor se desplazaba en un Ford A, fabricado entre 1927 y 1934, mientras que Gaspar llevaba un Chrysler De Soto y Baltasar causaba sensación con un Cadillac Deville rosa al más puro estilo “Grease”. Las familias y niños que los esperaban no dudaron en fotografiarse con estos modelos y hacerse selfis, ya que estos vehículos suelen verse en bodas, pero no en cabalgatas. Una Navidad “vintage” en la comarca.

Comentarios