jueves 3/12/20

Cambre - Manuel Rivas insta a la Xunta a que abra la escuela infantil de A Barcala en agosto

redacción > cambre
  El alcalde de Cambre, Manuel Rivas, manifestó ayer que no está dispuesto a que la escuela infantil de A Barcala permanezca cerrada durante el mes de agosto, tal y como se desprende de la modificación en el Reglamento de Régimen Interior (RRI) anunciado por el Consorcio Galego de Igualdade e Benestar, organismo autonómico encargado de la gestión de estos centros a través de la red A Galiña Azul.
redacción > cambre
  El alcalde de Cambre, Manuel Rivas, manifestó ayer que no está dispuesto a que la escuela infantil de A Barcala permanezca cerrada durante el mes de agosto, tal y como se desprende de la modificación en el Reglamento de Régimen Interior (RRI) anunciado por el Consorcio Galego de Igualdade e Benestar, organismo autonómico encargado de la gestión de estos centros a través de la red A Galiña Azul.
Rivas planteará al Gobierno gallego que haga una excepción con el citado centro, “que presta un servicio muy importante para los ciudadanos” y cuyo cierre en agosto supondría “un claro perjuicio” para los familiares de los niños que acuden a esta guardería de A Barcala y que trabajan durante el citado mes. “Pondría en riesgo la conciliación familiar por la que apuesta este Ayuntamiento”, aseguraron.
El gobierno local, por tanto, se pone del lado de los padres de los pequeños y dice “apoyar las demandas” de este colectivo. En este sentido, fuentes municipales recordaron que ya se celebró una reunión con los padres hace unas semanas, donde éstos expusieron los problemas que les originaría el cierre durante un mes.
De este modo, Rivas considera que la creación de una “escuela de guardia” no supondría un “alivio puntual” para estas familias ya que, como explicó, los usuarios dependerían del transporte público para llegar a las escuelas con los correspondientes “trastornos” que esto generaría.
Por estos motivos, el equipo de gobierno cambrés se ha comprometido a dar respuesta “en materia de programación y atención” a los escolares de A Barcala en el caso de que la Xunta no atienda a su petición y mantenga también el cierre en este centro.
“No permitiremos que estos escolares y sus familias carezcan de este servicio”, señaló el alcalde, quien insistió en que, en caso de recibir la negativa del Consorcio Galego, pondrán “los medios necesarios” para que no suponga ningún perjuicio este cierre temporal”.
Desde el propio organismo  recordaron que cada escuela tiene hasta el 1 de febrero de 2012 para “justificar la necesidad” de que se mantenga abierta.

Comentarios