domingo 20.10.2019

Calvelo afirma que Sabón tendrá un “workcenter” y no un centro comercial

El Ayuntamiento de Arteixo ha iniciado los trámites para aprobar una modificación de las normas subsidiarias del polígono de Sabón. En concreto, el gobierno local quiere modificar los usos permitidos .

Calvelo afirma que la antigua planta de embotellado dará paso a un hotel y un centro de oficinas
Calvelo afirma que la antigua planta de embotellado dará paso a un hotel y un centro de oficinas

El Ayuntamiento de Arteixo ha iniciado los trámites para aprobar una modificación de las normas subsidiarias del polígono de Sabón. En concreto, el gobierno local quiere modificar los usos permitidos en la antigua parcela de la Schweppes, que hasta ahora son industriales, para acoger al sector terciario. No obstante, Carlos Calvelo, alcalde de Arteixo, asegura que la idea es que se pueda construir un “‘workcenter’”, como el de A Grela” y rechaza de plano que el objetivo sea erigir un centro comercial, temor mostrado por el BNG.
En estos momentos, Arteixo ha remitido a la Xunta el documento de inicio para su evaluación ambiental. En el documento “se prohibe expresamente grandes superficies comerciales”, asevera Calvelo. También están censurados los sus incompatibles en el polígono y el uso residencial, tal y como se puede leer en el informe remitido a Santiago.
Con la nueva ordenanza, se abre la veda a cualquier uso de “actividades económicas y de servicios sin limitación: hotelero, restauración, oficinas, industria escaparate, pequeño comercio, aparcamiento, etc.”, aparece desgranado. El mandatario afirma que a las oficinas se sumará un hotel que para el regidor es algo “positivo” para los 3.000 “desempleados de Arteixo”, ya que, a los puestos directos, se sumará una nueva oferta. “La gente no se queda en Arteixo” y así se “reforzarían otras instalaciones y lo que hay que ver es cómo se atrae a los visitantes”.

VArias naves
A falta de que haya un proyecto, la previsión sería la construcción de dos edificios con diferentes naves. El primero, que mira hacia la avenida de Amancio Ortega tendrá una altura de 28 metros. El segundo, avenida de Embalse, 16 metros.
La parcela tiene una superficie de 30.000 metros cuadrados a los que habría que sumar los 600 que se cederán al Ayuntamiento. Uno de los aspectos por los que Calvelo defiende este proyecto y explica que el gobierno local quiere construir un “vivero de empresas” en este lugar.
La superficie que se construirá tendrá capacidad para albergar “mil puestos de trabajo”. En este punto, Calvelo asegura que, aún en el caso de que la ocupación del inmueble sea “del 100%, una cafetería no puede absorber mil personas y se beneficiarán los hosteleros de Arteixo”, asegura. En este punto, añade que el polígono de Sabón tiene unos 4.500 empleados” a los que se añadirían los que se puedan crear con “la ampliación de Inditex, el Puerto Exterior o el polígono de Morás”. “Se puede llegar a los 6.000 trabajadores en Sabón, a lo que habría que sumar los 3.000 del Puerto Exterior y los 4.000 de Morás”.
Para el mandatario arteixán el edificio de “oficinas es positivo” y considera que ofrecerá “más beneficios que perjuicios” al municipio. Pone el ojo de nuevo en las grandes infraestructuras porque cree en este proyecto “en relación a un futuro, si mejora la situación económica”.
El tercer punto que destaca Calvelo dentro de los beneficios de esta recalificación es que la “avenida de Diputación será ampliada y tendrá un doble carril en cada sentido”.

Trámite
En plena redacción del plan general, en el que ya se preveía la ampliación de los usos del parque industrial de Sabón, Calvelo asegura que se ha optado por una modificación puntual porque “es más rápido”. La tramitación del PGOM tendrá que pasar por “29 informes sectoriales”, por lo que su “aprobación inicial, aunque será en este mandato, será prolongada”. Al respecto añade que se opta por esta herramienta urbanística porque es ahora cuando hay “una inversión comprometida por un empresario. Es una inversión real e importante”, sentencia.
A través del PGOM o de otras herramientas de planeamiento urbanístico, Calvelo aprovecha para exponer la intención municipal de “integrar Sabón en el núcleo urbano”. En este punto, enuncia que el paseo fluvial ya funciona como “eje vertebrador” porque permite a los vecinos “pasear por el polígono”. En esta línea asegura que también quieren ejecutar la “recuperación perimetral del embalse”.
Ante los temores expuestos por parte del BNG y también por parte de los comerciantes, el alcalde recalca que los usos se determinarán cuando se redacte la modificación puntual. Entonces, asegura, hablarán con los comerciantes de Arteixo. “Entre todos buscaremos la mejor opción, aunque no convenza a todos, porque todo tiene sus pros y sus contras”, concluye Calvelo.

Comentarios