martes 4/8/20

Las bodas civiles crecieron un 57% en Arteixo en los últimos cinco años

Septiembre se ha convertido en el mes estrella y ya se anota la mayoría de los casamientos del municipio.

El Ayuntamiento acoge oficios de matrimonios desde 2009 | javier alborés
El Ayuntamiento acoge oficios de matrimonios desde 2009 | javier alborés

Los matrimonios civiles crecieron un 56,82% en Arteixo en los últimos cinco años, según los datos oficiales facilitados por el Ayuntamiento en el inicio de este 2019. En total, se registraron 69 bodas en el municipio, frente a las 44 contabilizadas en 2014.

En concreto, el ayuntamiento arteixán notó un repunte importante en 2015 y desde entonces la cifra se ha mantenido estable. En ese año se anotaron 65 uniones civiles –una subida del 47,7% con respecto a 2014–y a partir de ahí se registraron 69 en 2016, 68 en 2017 y de nuevo 69 el año pasado.

El mes estrella para celebrar casamientos en Arteixo es septiembre –en 2018 hubo 14 bodas–, seguido de cerca de julio (13) y octubre (9). El mes de la vuelta al cole lleva desde 2015 copando la mayoría de la agenda de matrimonios, aunque julio de 2017 batió el récord histórico, con 16 celebraciones civiles.

Los matrimonios civiles comenzaron a oficiarse en Arteixo en 2009, año en que se registraron 36 ceremonias, y el aumento ha sido paulatino. El Ejecutivo local, apuntan desde Arteixo, no cobra ninguna tasa por celebrar las bodas ni tiene una ordenanza que regule su celebración, “aunque ofrece a los contrayentes un protocolo para la ceremonia que incluye la información sobre los artículos del Código Civil que deben leerse en la boda”, que son el 66, 67 y 68 y tratan sobre la convivencia, el respeto y la fidelidad mutua, además de las responsabilidades domésticas y la atención a hijos y mayores, si los hubiese.

Basándose en esos aspectos, el alcalde arteixán y otros concejales que ofician las bodas, preguntan a las parejas si están dispuestos a acatar estos artículos durante el matrimonio y facilitan, además, textos literarios para pronunciar en los enlaces civiles, aunque los protagonistas pueden usar los que deseen. El Ayuntamiento suele facilitar piezas de Víctor Hugo y de Xulio L. Valcárcel que versan sobre el amor auténtico y la unión.

Preferencias 
En el cómputo desde 2011, los meses menos exitosos para las bodas son enero y febrero, seguidos de noviembre y marzo. Junio y octubre han ganado adeptos, aunque el período veraniego sigue líder.

En el lado opuesto se encuentra abril, que ha ido perdiendo fuelle y pasó de siete bodas en 2011 a cero en el 2018.

Comentarios