miércoles 25/11/20

El BNG reducirá sus competencias en el Gobierno de la Diputación

El área de Bienestar que gestionaban los nacionalistas en solitario la comparten ahora con el PSOE

El diputado socialista Bernardo Fernández y el nacionalista Xosé Regueira hicieron público ayer el acuerdo de gobierno
El diputado socialista Bernardo Fernández y el nacionalista Xosé Regueira hicieron público ayer el acuerdo de gobierno

Las competencias con las que contaba el Bloque Nacionalista Galego en el Gobierno de la Diputación se verán reducidas a partir del próximo lunes, día 1 de julio.

El área de Bienestar e Igualdad que recaía hasta ahora en el BNG tendrá ahora “competencias compartidas” y se transforma, por un lado, en Bienestar y Educación, que gestionará el PSOE, y, por otro, en Igualdad, que depende de los nacionalistas.

Este es uno de los puntos principales del acuerdo de gobierno alcanzado entre las dos formaciones para reeditar el pacto que mantuvieron a lo largo de los últimos cuatro años.

Las personas encargadas de hacerlo público fueron, ayer, los portavoces de los grupos provinciales del PSOE, Bernardo Fernández, y del BNG, Xosé Regueira. Ambos detallaron un convenio por el que el socialista Valentín González Formoso continuará presidiendo la Diputación y la vicepresidencia, que seguirá siendo única, recae en Regueira, que sustituye en el cargo a la concejala santiaguesa Goretti Sanmartín.

Compromiso común 
El texto apunta al compromiso común de “profundizar a lo largo del mandato en una decidida política de delimitación de funciones de la Diputación, ajustándolas a su estricto marco competencial” e “impulsar la mayor transferencia de recursos económicos a los pequeños y medianos ayuntamientos”.

El acuerdo plantea también el “inicio de un proceso de negociación de la Xunta sobre infraestructuras, equipamientos, centros y servicios que deben ser transferidos a la comunidad autónoma”.

Estudio
Además, se anunció la realización de un estudio de las carreteras provinciales, catalogándolas según sus características, para iniciar después un proceso de transferencia de determinados viales a la Xunta y a los Ayuntamientos.

En paralelo, el acuerdo fija como dos de los ejes transversales de la acción del gobierno provincial “combatir el despoblamiento” y “corregir los desequilibrios territoriales”, dentro de una serie de medidas programáticas entre las que figuran potenciar estructuras de cooperación y apoyo técnico a los ayuntamientos para la obtención de fondos y subvenciones. Del mismo modo, se recoge limitar al 4% el presupuesto destinado a subvenciones nominativas, terminar el cambio del modelo de servicio de extinción de incendios para que sea realmente público y cumplir con la Ley de la Memoria Histórica.

Nueve áreas
El acuerdo entre ambas formaciones también establece el reparto del próximo gobierno provincial en nueve áreas. Y es en este punto donde se refleja la importante diferencia de representación de ambas fuerzas.

El PSOE ha pasado de ocho a once diputados mientras que el BNG perdió uno y baja de cinco a cuatro. Así, se crean nueve áreas de gobierno, de las que seis serán gestionadas por el PSOE y tres, una menos que en el anterior mandato, por el BNG.

Esta pérdida de un diputado es el principal motivo por el cual las competencias en la antigua área de Bienestar e Igualdad pasa a ser “compartidas”.

Comentarios