lunes 26/10/20

Betanzos urge a más de doscientos propietarios que limpien sus parcelas

El Ayuntamiento de Betanzos requirió a más de doscientos propietarios de terrenos su acondicionamiento basándose en la Ley de Prevención y Defensa contra los Incendios Forestales de Galicia

La parcela que acondicionó el Ayuntamiento de Curtis está en la avenida Principal
La parcela que acondicionó el Ayuntamiento de Curtis está en la avenida Principal

El Ayuntamiento de Betanzos requirió a más de doscientos propietarios de terrenos su acondicionamiento basándose en la Ley de Prevención y Defensa contra los Incendios Forestales de Galicia. Antes, los servicios municipales inspeccionaron cada uno de los solares, tanto rurales como urbanos, para comprobar su estado, bien a raíz de denuncias ciudadanas, bien de manera directa, tras advertir situaciones de riesgo, explicaron desde el Gobierno de Ramón García Vázquez.
En cada una de las notificaciones enviadas, la institución municipal apunta al deber de los propietarios de los terrenos de corregir el estado de abandono en el que se encuentran las parcelas y hacerse cargo de los daños, en caso de que los hubiese, que se causen a las parcelas colindantes, además de al interés general de que “todas las parcelas y solares se encuentren en un adecuado estado de limpieza y cortada la masa vegetal como establece la legislación vigente” en Galicia.


En caso de que no se acometan las acciones solicitadas, se procedería a incoar el correspondiente expediente sancionador a los titulares del suelo, señalaron desde el Ayuntamiento de Betanzos.
En el escrito se advierte a los dueños de su obligación de evitar el crecimiento de especies que dificulten la visibilidad de las vías, especialmente, en cruces o lugares de paso para vehículos: “La maleza o el resto de elementos no podrán, en ningún caso, invadir las vías públicas, tanto en superficie como en vuelo”, indicó el Gobierno de Betanzos.
Si en un plazo de quince días naturales no se acomete la gestión de la biomasa de las parcelas se abrirá el expediente sancionador correspondiente que podría conllevar la ejecución subsidiaria, repercutiendo los gastos correspondientes a costa del propietario o la imposición de multas coercitivas de 1.000 a 10.000 euros.

Comentarios