Betanzos retira los cargos contra el profesor y deja a Faraldo como única acusada de corrupción

Después de siete años de procedimiento quedó visto para sentencia el juicio contra la exalcaldesa betanceira, María Faraldo

Betanzos retira los cargos contra el profesor y deja a Faraldo como única acusada de corrupción
La exalcaldesa, María Faraldo, ayer en la Audiencia | patricia g. fraga
La exalcaldesa, María Faraldo, ayer en la Audiencia | patricia g. fraga

Después de siete años de procedimiento quedó visto para sentencia el juicio contra la exalcaldesa betanceira, María Faraldo, por la contratación de un docente para el Conservatorio Municipal de Música Carlos López García-Picos en el curso 2009-2010. En el mismo banquillo se sentaron el director del centro, Juan Ferrer, y el empleado, Alberto García.
Aplazada hace un mes por la huelga indefinida del personal de Justicia en Galicia, la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña celebró la última sesión, con la declaración de seis testigos y la lectura de conclusiones definitivas de las partes, sin apenas cambios respecto a la postura inicial salvo la decisión de la acusación particular, ejercida por el Ayuntamiento de Betanzos, de retirar los cargos contra el  profesor, Alberto García Noguerol, al entender que, si bien su actuación “puede ser irregular”, este “no tiene intención de perjudicar a nadie”, expuso el letrado José Luis Gutiérrez Aranguren. 
Este, como la defensa de María Faraldo, ejercida por Antonio Platas, solicitaron la atenuante de “dilaciones indebidas” por los años transcurridos desde el inicio del proceso, que partió de una denuncia interpuesta por Cidadáns por Betanzos en 2011.
Por su parte, el Ministerio Fiscal mantiene la petición de cuatro años de prisión para la exalcaldesa y exdiputada provincial y autonómica, acusada de un delito de prevaricación y de falsedad en documento oficial en el marco del denominado caso “Conservartorio” de Betanzos.

TSXG
El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia la procesó por la contratación de este maestro para un puesto “irreal”, para la reparación y mantenimiento de instrumentos, a petición del director y aún “a sabiendas” de que no existía justificación para esta contratación, según indicó en su día por el TSXG. En la primera sesión del juicio oral, Faraldo aseguró que el secretario, con quien no mantenía una buena relación, no le advirtió “de nada” e indicó, de la misma manera que señalaron ayer varios testigos, incluidos los ediles del PP y de CxB, Pablo Tomé y Eperanza Sánchez, que tampoco le pareció extraño ese tipo de contratación puesto que eran “habituales” en Betanzos.
Ambos incidieron además en la “enemistad” existente entre Faraldo y el secretario “conocida por todos” y derivada, en su opinión, del proceso de la “Casa Pita”. 
La defensa de Faraldo solicitó la absolución de los tres acusados, mientras que el Ayuntamiento de Betanzos mantiene los cargos contra Faraldo por ser responsable “de toda esta trama”, por practicar el “ordeno y mando”. l