domingo 25/10/20

Betanzos restaurará el retablo del Cristo de A Ribeira situado en una puerta de la muralla

El Ayuntamiento de Betanzos restaurará el retablo del Cristo de A Ribeira, situado en el arco de una de las puertas de la muralla del casco histórico.
Se trata de un pieza que, a modo de tímpano, decora el arco de la puerta que lleva el mismo nombre, la del Cristo de A Ribera.

El Ideal Gallego-2014-10-17-020-199b3357
El retablo se encuentra en la parte superior del arco ojival

El Ayuntamiento de Betanzos restaurará el retablo del Cristo de A Ribeira, situado en el arco de una de las puertas de la muralla del casco histórico.
Se trata de un pieza que, a modo de tímpano, decora el arco de la puerta que lleva el mismo nombre, la del Cristo de A Ribera. El retablo está situado en la zona superior del arco ojival de la puerta, creando la ilusión de un falso tímpano.
Está realizado en madera dorada y policromada. Tipológicamente, presenta una estructura renacentista. Un pequeño Cristo es la única figura exenta del conjunto. Se desconoce la autoría o atribución.
A lo largo de la historia, el retablo fue objeto de diversas alteraciones debidas a varios factores como el envejecimiento de los materiales, la influencia de agentes atmosféricos y biológicos (está situado en el exterior) y el paso de vehículos bajo el arco con la contaminación que esto conlleva. Estos factores provocaron desprendimientos del color, gran acumulación de suciedad y polvo, elementos sueltos o rotos, grietas y pérdidas de partes estructurales y decorativas.

limpieza superficial
La intervención prevista se divide en cuatro fases. La primera tiene como objeto el estudio de los materiales originales que integran el retablo. Se hará una documentación fotográfica exhaustiva de la obra, un estudio de la estructura y una limpieza superficial.
La segunda, tratamientos del soporte y de la policromía recuperando la cohesión de los mismos, y las distintas tonalidades que actualmente están ensombrecidas por la suciedad acumulada durante siglos.
En la tercera fase, se reintegrarán las pérdidas de material estructural y se concluirá la intervención recuperando las tonalidades de los colores originales. En la cuarta y última fase se reubicará el retablo en el arco. n

Comentarios