domingo 20.10.2019

Betanzos plantea una reducción del IBI urbano y establecer una tarifa única en el conservatorio

El Gobierno de Betanzos presentó a los grupos  de la corporación su propuesta de actualización de las ordenanzas fiscales para 2016 “con el fin de que cada uno de ellos pueda realizar también sus aportaciones”, apuntó el titular de la Concejalía de Hacienda, Diego Fernández López.

El Gobierno de Betanzos presentó a los grupos  de la corporación su propuesta de actualización de las ordenanzas fiscales para 2016 “con el fin de que cada uno de ellos pueda realizar también sus aportaciones”, apuntó el titular de la Concejalía de Hacienda, Diego Fernández López, quien incidió en que el objetivo de esta “actualización” pasa por seguir promoviendo la recuperación de viviendas, reducir las tasas impositivas que redunden en las economías familiares, seguir dando facilidades para la implantación de nuevas actividades comerciales y mantener la apuesta por las ayudas sociales, en este caso, vinculadas al comedor escolar, resumió Fernández.
Así, el Gobierno de Ramón García Vázquez propone modificar la ordenanza que regula de apertura de nuevos establecimientos, para que el artículo tres de esta tasa, en el que se disponen las bonificaciones para las actividades en el caso de negocios menores a 250 metros cuadrados, no tenga repercusión en actividades como  apertura de bancos, cajas,  financieras y farmacias, precisaron desde el Ayuntamiento de Betanzos.  
Otra de las ordenanzas que se propone modificar es la del impuesto de bienes inmuebles aplicado a los de naturaleza urbana se reduce del 0,50 a 0,48%.
También se plantean cambios en la tasa reguladora por la prestación de servicios en los museos y otras instalaciones culturales del municipio, proponiendo crear una tarifa única de 150 euros  para la prestación de servicios, por materia y curso, en el Conservatorio de Música Carlos López García-Picos. Actualmente esta tarifa era de 123,42 euros para los empadronados y de 279,04 euros para los no empadronados; aplicando una serie de bonificaciones y exenciones que podrían llegar al 100%.
El actual equipo dirigente contempla cambios en la ordenanza fiscal reguladora del impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, en cuanto a los bienes situados en el casco histórico, así como en el impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras, estableciendo una bonificación del 25% en la cuota a favor de las obras menores y de rehabilitación que afecten a bienes fuera del Plan Especial de Protección y Ordenación del Casco Histórico, donde se mantiene la del 90%. 
Dentro de esta misma ordenanza, y como novedad, se propone otra bonificación del 90% de la cuota del impuesto a favor de las obras para la instalación de ascensores dentro del objetivo de mejorar la accesibilidad a estas viviendas de Betanzos.
En cuanto al precio público por prestación de servicios de comedor y de madrugadores en el Vales Villamarín, la idea es incrementar las ayudas y los tramos de ayuda, de manera que para rentas per cápita menores o iguales de 250 euros el servicio serán subvencionado en un 100%.

Comentarios