• Jueves, 18 de Octubre de 2018

Betanzos inicia en A Tolerancia una campaña de prevención para evitar el auge del botellón

Después de escuchar a las distintas partes implicadas, el Gobierno de María Barral anuncia las primeras medidas para plantar cara al botellón y evitar que se extienda a otros puntos de Betanzos.

Betanzos inicia en A Tolerancia una campaña de prevención para evitar el auge del botellón
La ciudadanía denuncia la suciedad que dejan y el ruido que provocan algunos de los participantes en el botellón | AEC
La ciudadanía denuncia la suciedad que dejan y el ruido que provocan algunos de los participantes en el botellón | AEC

Después de escuchar a las distintas partes implicadas, el Gobierno de María Barral anuncia las primeras medidas para plantar cara al botellón y evitar que se extienda a otros puntos de Betanzos. Así, si por una parte se plantean acciones de concienciación y prevención, por otro se apuesta por “adoptar medidas a raíz” para atajar los incidentes registrados en los últimos meses en las plazas de Pepito Arriola y del Emigrante, o en la calle de A Cerca.

En este sentido, desde la Unidad de Prevención de Conductas Adictivas del Área de Servicios Sociales, en colaboración con la Consellería de Sanidade, se implementaron una serie programas o campañas de información a los adolescentes, que se realizan directamente en las zonas de movida nocturna y botellón, como A Tolerancia. En este paseo a orillas del Mandeo se desarrolló hace unos días, y en los próximos se realizará en otro entorno, con la idea de advertir de las consecuencias del consumo de bebidas alcohólicas, al tiempo que se plantea alternativas saludables al botellón en Betanzos.

Estas actividades se completarán también con el programa de prevención en el ámbito doméstico, un programa dirigido a madres y padres que nace para crear un espacio de comunicación y conocimiento, de intercambio de experiencias sobre temas que afectan a la educación de los hijos, relacionados con la convivencia en casa y en la sociedad, como normas y límites en la familia, uso de internet y móvil, escuela y familia, y problemas de conducta y hábitos de vida saludable, entre otros, indicaron desde el Gobierno de María Barral.
Además, la alcaldesa mantuvo ya diversas
reuniones con representantes vecinales para conocer de cerca los problemas que se generan y tratar de poner solución entre todas las partes, ya que, “lo que no podemos permitir es que “mientras unos se divierten a otros se lo quite su derecho al descanso”, incidió Barral.

La mandataria señaló que en esta cuestión convergen “muchas circunstancias, desde la salud y la educación hasta la propia seguridad ciudadana, por lo que debemos actuar para sentar bases, elaborando un plan con actividades de ocio alternativo y saludable que establezca medidas disuasorias y al mismo tiempo incrementar la colaboración entre los distintos cuerpos de seguridad para establecer mecanismos que eviten que la práctica de botellón se expanda a varias zonas de la ciudad”, y en estos términos transmitió su preocupación a la Subdelegación del Gobierno en A Coruña. Ahora, la idea es seguir recogiendo “el mayor número de impresiones posible de los distintos colectivos implicados y a partir de ahí determinar actuaciones concretas", añadió Barral. l