lunes 26/10/20

Betanzos dará continuidad al plan “antibarreras” iniciado en el Liceo

Tras años de espera y un intento errado, Betanzos completó las obras de colocación del nuevo acceso a las dependencias municipales del Liceo.

La instalación de la rampa se completó ayer y el edil de Urbanismo fue uno de los primeros en supervisarla
La instalación de la rampa se completó ayer y el edil de Urbanismo fue uno de los primeros en supervisarla

Tras años de espera y un intento errado, Betanzos completó las obras de colocación del nuevo acceso a las dependencias municipales del Liceo. Una rampa que parte de las inmediaciones de las escaleras de La Alameda y discurre unos diez metros en paralelo al inmueble hasta “desembarcar” directamente en una de las entradas a la planta baja de las instalaciones, donde se emplazan, entre otros departamentos, las áreas de Urbanismo y Hacienda.
Esta actuación tendrá continuidad en otros espacios municipales con la intención de garantizar el acceso de la ciudadanía a cualquier infraestructura pública, independientemente de si emplea una silla de ruedas, algún apoyo o lleva un bebé.

El Ayuntamiento de Betanzos pretendió acometer esta actuación hace unos años, pero en su momento, no contó con las autorizaciones correspondientes dada la singularidad del inmueble, construido en 1764 para albergar el Archivo del Reino de Galicia. Después, realizadas diversas adaptaciones, el municipio alcanzó un acuerdo con la Dirección Xeral de Patrimonio.
La estructura, “ligera y provisional”, incorpora perfiles de acero, tarima sintética y una barandilla adaptada de diseño, y permite salvar el desnivel existente entre la vía pública y el interior del Liceo, donde también se colocó una pasarela abatible mediante un mecanismo de bisagras de fácil apertura y cierre, indicó el Gobierno de Ramón García.

Barreras
Hasta ahora las personas con diversidad funcional que accedían a las oficinas del Liceo lo hacían a través del Aula Municipal de Cultura Xulio Cuns, por medio de una rampa móvil, desde la calle, y desde ahí, a través de un pasillo interior, hasta un ascensor que permite parar en las dos plantas superiores del Liceo.
En este sentido, este acceso desde se mantendrá para todos aquellos que tengan que desplazarse al segundo piso empleando el ascensor, que conecta esta zona con el primero, donde se ubican otras oficinas municipales, la sala de exposiciones o la Alcaldía de Betanzos. Pero también con el segundo, donde existe otro salón de muestras y donde permanece el Belén Móvil del Liceo.
El municipio asumió los costes de las actuaciones, que supusieron un desembolso de casi 13.000 euros, en el marco del plan municipal “antibarreras”.

Comentarios