domingo 17.11.2019

Betanzos conserva símbolos franquistas diez años después de acordar su retirada

La ciudad que custodia la bandera del Gobierno de la II República en el exilio en París, la misma en la que el extitular del Ministerio de Justicia, Franscisco Caamaño, se refirió a la Ley de Memoria Histórica como “un motivo de orgullo” para toda España, sigue sin cumplir al cien por ciento las disposiciones aprobadas por el Congreso de los Diputados en Madrid el 31 de octubre de 2007. 

Una de las placas con el emblema franquista	Pedro PUIG
Una de las placas con el emblema franquista Pedro PUIG

La ciudad que custodia la bandera del Gobierno de la II República en el exilio en París, la misma en la que el extitular del Ministerio de Justicia, Franscisco Caamaño, se refirió a la Ley de Memoria Histórica como “un motivo de orgullo” para toda España, sigue sin cumplir al cien por ciento las disposiciones aprobadas por el Congreso de los Diputados en Madrid el 31 de octubre de 2007. 
La decisión del pleno de retirar “todas as honras que esta cidade aínda rende aos persoeiros franquistas” se acordó en 2005, dos años antes del reconocimiento a las víctimas promovido por el Ejecutivo de Zapatero.
Así, en un decenio apenas se cumplieron partes de un acuerdo que también resolvió, por unanimidad, colocar un retrato de Antolín Faraldo Asorey en la sala capitular, en sustitución del que representa al General Pérez Salas. Este no solo se mantiene en las paredes del consistorio, sino que sigue siendo una calle de la ciudad, la que une la avenida de Castilla y el Grupo Caneiros. 

Cambios en A Coruña
Precisamente en esta urbanización de viviendas existe una placa con una inscripción y el emblema de Falange Española. En este sentido, el Gobierno de García Vázquez, aunque reconoce la existencia de varios procesos pendientes, asegura que “son pocos” los símbolos y denominaciones franquistas que todavía perviven y que, en casos como este, se trata de rótulos localizados en edificios de titularidad privada, a la espera de consentimiento por parte de sus propietarios, como el Grupo Caneiros.
En los últimos días, coincidiendo con la primera modificació del callejero coruñés, de donde desaparece la plaza de Millán Astray, ahora de As Atochas, el BNG instó al Ayuntamiento de Betanzos a retirar “todas as honras públicas aos persoeiros do franquismo que aínda as conservan”, indicó el edil Henrique del Río. “Non acabamos de entender que unha forza que se di de esquerda, como o PSOE, manteña esta situación de inxustiza e vexación, e menos aínda tendo presente que tivo nas súas fileiras varios asasinados e represaliados”, apostilló Del Río.

Comentarios