domingo 17.11.2019

Betanzos acusa a Educación de colocar en el Francisco Aguiar “ventanas usadas” de un centro de Arzúa

Exige un trato igualitario y mejoras urgentes en este instituto y en el CEIP Vales Villamarín
El Vales Villamarín es uno de los centros con más alumnado de Galicia | aec
El Vales Villamarín es uno de los centros con más alumnado de Galicia | aec

El Ayuntamiento de Betanzos considera insuficientes las obras acometidas por la Consellería de Educación en el IES Francisco Aguiar que, según el Gobierno de María Barral, consistieron en la instalación de una treintena de ventanas en cinco aulas, por lo que “queda a meirande parte do centro sin cambiar”, explicó la alcaldesa, que  además mostró su malestar por lo que “supón de agravio comparativo ao instalar unhas fiestras que xa foron utilizadas noutro centro e que agora veñen de rebote a Betanzos”. 

Según los responsables, en el centro de procedencia, el de Arzúa, las ventanas se cambiaron hace dos años y se acaban de sustituir por unas nuevas, y las antiguas se colocaron en el Francisco Aguiar. “Seguimos reclamando actuacións no instituto que non dan chegado, o que demostra o desinterese da Consellería de Educación por atender as demandas do Concello de Betanzos e da comunidade educativa”, añadió, en una nota, el Gobierno de Barral.

“Necesidades”
Hace unos meses, cuando la Xunta anunció una serie de inversiones en veinte centros educativos entre los que no se incluían ni el Vales Villamarín ni el Francisco Aguiar, desde el municipio se envió una nueva solicitud incidiendo en “as necesidades existentes en ambos dous centros”, expuso el Ayuntamiento de Betanzos.

Asimismo, de acuerdo con el relato municipal, el pasado curso escolar la Consellería de Educación, cumpliendo el compromiso adquirido en años anteriores, realizó actuaciones en uno de los dos bloques del CEIP Francisco Vales Villamarín. “Estas obras, de gran satisfacción para a comunidade escolar, transformaron o centro nun colexio máis moderno, máis confortable e máis eficiente dende un punto de vista enerxético, e polo tanto, comprometido coa sustentabilidade e o medio ambiente”, señaló un portavoz municipal que, sin embargo, denuncia que “o segundo bloque do colexio segue sendo unha construción dos anos 70 (más de cuarenta años) que, como o anterior, tamén necesita unha mellora integral”, apostillaron desde Betanzos. 

En cuanto al Francisco Aguiar, es necesaria la adecuación integral de las cuatro construcciones que lo integran y, su bien en su momento desde la ciudad se  solicitó una intervención por etapas, “a Xunta non levou a cabo ningunha actuación significativa agás reutilizar agora 29 fiestras doutro centro en Betanzos”.

Por último, advierten de que la obra del patio cubierto del aulario, que era competencia autoníomuca, la asumió este verano el propio municipio “logo de que Educación non o contemplase”, reiteró el Gobierno de Barral.

Comentarios