lunes 25.05.2020

Betanzos activa un plan de movilidad peatonal con vigencia hasta la fase 3

Es el único municipio del entorno que aplica este sistema para reducir el contacto personal y la exposición al virus 
Voluntarios de Protección Civil de Betanzos marcando las señales en una de las aceras de la avenida de Jesús García Naveira
Voluntarios de Protección Civil de Betanzos marcando las señales en una de las aceras de la avenida de Jesús García Naveira

Siguiendo las señales marcadas en las aceras del casco urbano de Betanzos. En el centro de la ciudad, donde residen más de 10.000 personas, continúa vigente el sistema de franjas horarias marcado por Sanidad y, de acuerdo con lo establecido en el plan de movilidad peatonal activado por el Gobierno de María Barral para la desescalada, sus vecinos no solo tienen que cumplir horarios sino también espacios, caminando siempre por la derecha para evitar así el contacto personal y la exposición cercana entre residentes para contener el Covid-19.   Es el único ayuntamiento del entorno que aplica este sistema desde la entrada de Galicia en la  fase 1. “Queremos darle especial importancia a la circulación de nuestros vecinos y vecinas ahora que se encontrarán y cruzarán por las calles”, precisó Barral.

La intención es reducir al máximo los encuentros o contactos en cortas distancias y saben que en una ciudad como la betanceira, “en la que no hay grandes avenidas o aceras anchas es difícil evitar un encuentro con la persona que viene de cara”, por lo que a la hora de caminar por el casco urbano recomiendan “que los peatones transiten por las aceras en el mismo sentido de circulación de los coches, es decir, por la acera de la derecho”, dijo María Barral. En las calles de doble sentido, los peatones circularán por la derecha en sentido avance, mientras que en las de solo uno, lo harán por la acera de la derecha, desde la perspectiva del vehículo, y la de la izquierda en sentido contrario, siguiendo la señalización marcada en el suelo por el Ayuntamiento.

La primera edil indicó que se trata de una regla simple similar a las que siguen los vehículos en las normas de circulación y que, evidentemente, están diseñadas y pensadas para evitar “choques entre coches” y por tanto tendrá su reflejo también en reducir los encuentros entre peatones.

La señalización se puso en el inicio de cada acera, marcando el sentido de la marcha y recordando la distancia que debe dejarse también con personas que vayan delante caminando en el mismo sentido: “Solo nos tendremos que preocupar del que va delante y dejar el espacio adecuado de separación, de dos metros. El que viene detrás nuestra deberá hacer lo mismo con nosotros”.

Las marcas se colocaron en las vías más transitadas y ahora, “con esta idea ya interiorizada, será más fácil seguir un orden a la hora de pasar también por esos lugares”, indicó la alcaldesa antes de aclarar que la medida continuará durante la desescalada y creen “que, aunque al principio cueste adaptarse, que seguramente para hacer un recado, una compra, habrá que recorrer unos metros más, es algo, al final,  beneficioso para todos y que reducirá la exposición al Covid-19”. 

Comentarios