jueves 3/12/20

TeGa desmiente que el PP negociase con ellos las tarifas del transporte adaptado

Terra Galega presentó una alegación a la ordenanza fiscal del transporte adaptado. El PP aceptó reducir, como pedía el partido de la oposición, las tasas.

TeGa alegó a la ordenanza que regula el precio del transporte adaptado, aprobada en octubre	susy suárez
TeGa alegó a la ordenanza que regula el precio del transporte adaptado, aprobada en octubre susy suárez

Terra Galega presentó una alegación a la ordenanza fiscal del transporte adaptado. El PP aceptó reducir, como pedía el partido de la oposición, las tasas. Por ello, a la comisión de asuntos del pleno llevaron el “ditame sobre a estimación da reclamación do voceiro de TeGa e aprobación definitiva, se procede, da ordenanza” en cuestión. Para el gobierno local el hecho de haber aceptado la alegación es consensuar con la oposición. Ante esta situación, Terra Galega desmiente que se produjese ningún tipo de negociación, tal y como aseguran desde el gobierno local.
El Ayuntamiento remitió una nota en la que aseguraban haber llegado a un acuerdo con TeGa. Rosario Figueiras, concejala del partido, asegura que “en ningún momento este grupo falou ou pactou absolutamente nada do que recollemos na alegación co goberno local”. Explica en este punto que, el PP estimó la reclamación “ao igual que o BNG e PSOE, pero negamos rotundamente que ese voto en positivo fose debido a ningunha negociación previa”.

Comisión y facturas
Desde el gobierno local reiteran que “sí que negociaron en la comisión”. Figueiras matiza que en esta reunión, la estimación estaba ya en el orden del día. “A única que falou fun eu para darlles as gracias de que a aceptaran. Negociar é falar e só interviñen eu”.
“Esiximos ao goberno local que deixe de mentir reiteradamente”, recalca la concejala. Además, incide en que, si el gobierno local tenía alguna intención de llegar a acuerdos, “o que puido facer foi retirar da orde do día do pleno de outubro este punto en concreto para elaborar unha ordenanza fiscal apropiada e axustada aos momentos duros e de crise”.
Por otra parte, TeGa reprocha que el Ayuntamiento concediese el servicio a los taxista argumentando un “aforro económico”. Sin embargo, “a realidade é que este servizo estase prestando sen ningún tipo de contrato ou autorización previa de gasto, con facturas que están sendo reparadas suspensivamente por Intervención”, destaca la edil.

Acompañante
En relación con el hecho de que sean los taxistas quienes se encarguen del transporte adaptado, los tres grupos de la oposición pidieron que se realizase un informe por los técnicos municipales sobre la obligatoriedad de disponer de la figura de acompañante.
En un informe de Servicios Sociales, la técnico realiza primero un breve recordatorio por la historia de este servicio en Arteixo, a continuación, explica la ordenanza que regula el mismo.
Respecto a este último aspecto menciona que la primera normativa municipal data de 1999 y fue modificada en 2008. En su articulado se especifica de un lado las características del vehículo, además de especificarse que el monitor debe superar un curso. Al tiempo, el mismo texto  considera que debe adaptarse el servicio al decreto autonómico.
No obstante, también se especificaba en 2008 que de forma progresiva, la Xunta se encargaría de la “realización efectiva da prestación” del transporte adaptado.  También consideran de relieve que el apoyo a la movilidad de personas con discapacidad o dependientes incluye la asistencia en el desplazamiento “dun monitor acompañante”, como se recoge también en la normativa autonómica. “Este di que esa persoa será a encargada de recoller ao usuario no seu domicilio ou lugar de recollida e de apoialo durante o desprazamento”.
Por un lado, especifica el informe, la ordenanza municipal “adapta o seu contido, e reproduce o establecido no decreto da Xunta”. Sin embargo, por otro lado, “se trata de dous servizos independentes, aínda que dirixidos a un mesmo colectivo”.
Con todos estos matices a tener en cuenta, los técnicos de Servicios Sociales reiteran a modo de conclusión que, el Ayuntamiento preste “o servizo nela –en la normativa autonómica– regulado, con las especificaciones previstas, “máis concretamente, polo que respecta á figura do acompañante”.
En segundo lugar, si bien Arteixo decidió adaptarse al decreto vigente, “non é unha esixencia formal para prestar o servizo por outra administración”. Por este motivo, el Ayuntamiento puede decidir “non prestar o servizo ou prestalo mediante xestión directa, indirecta ou outra modalidade”, eso sí, siempre que “o acorde o órgano competente e previa modificación ou derrogación da ordenanza vixente, cambiar as condicións relativas aos vehículos e persoal acompañante”.

Comentarios