sábado 31/10/20

Arteixo se rinde a todos sus paladares

Rondaba la una de la tarde cuando los locales de hostelería de Arteixo comenzaron a convertirse en un hervidero. El concurso “De tapas por Arteixo”, que organiza el Centro Comercial Aberto (CCA) y que celebra este fin de semana su décima edición, generó una gran afluencia en los 18 negocios participantes y, en general, un ambiente festivo en el núcleo urbano del municipio.

Hosteleros y clientes disfrutaron de una jornada que mostró un lleno total en los locales y presentó nuevas propuestas culinarias Fotos: javier alborés
Hosteleros y clientes disfrutaron de una jornada que mostró un lleno total en los locales y presentó nuevas propuestas culinarias Fotos: javier alborés

Rondaba la una de la tarde cuando los locales de hostelería de Arteixo comenzaron a convertirse en un hervidero. El concurso “De tapas por Arteixo”, que organiza el Centro Comercial Aberto (CCA) y que celebra este fin de semana su décima edición, generó una gran afluencia en los 18 negocios participantes y, en general, un ambiente festivo en el núcleo urbano del municipio.
“Este es el día más fuerte, aunque ayer [por el viernes] por la noche ya notamos ambiente. Los domingos también son de tapeo, pero la gente está más relajada y guarda fuerzas para empezar el lunes a trabajar. Hoy hemos tenido mucha gente al mediodía y esperamos lo mismo esta noche”, comentaba ayer el dueño de la cafetería 40 y Tantos, que presentaba al certamen un pincho titulado “Terra galega” y elaborado a base de bacalao con brécol, panceta, cachelos, huevo rallado y cebolla a la gallega.

vigente ganador
Abarrotado estaba, también, el bar Bata de Guata, cuyo chef, Pablo Penide, fue el ganador del premio del jurado profesional en la última edición. Penide lanzó para este certamen la tapa “O berrón”, un mollete rústico relleno de pollo al chilindrón y chips de boniato con salsa barbacoa casera, con el que pretendía reinventar un plato típico “que todo el mundo ha comido alguna vez”. 
Una vieira con un salteado de zamburiñas y gambas a bordo, un crepe dulce llamado “Engañamaridos”, una arepa de carne mechada y verduras, una pizza en cucurucho y un solomillo de cerdo fueron otras propuestas, además de otras acordes con el tiempo invernal como el “lacón á feira”, con puré de patata, pimentón picante y aceite de oliva.
La climatología, precisamente, no acompañó demasiado ayer para disfrutar al aire libre de las tapas, aunque los hosteleros mostraron su satisfacción por la amplia participación de los vecinos en el concurso, que ya se ha convertido en un clásico local, y aguardan llenar, también, durante todo el día de hoy.
En la última edición del certamen, el pasado mes de agosto, los bares participantes despacharon cerca de 10.000 tapas. n

Comentarios