Arteixo prevé que la residencia de mayores abra con las 32 plazas municipales cubiertas

La residencia y el centro de día abrirán sus puertas próximamente | quintana

El departamento de Servicios Sociales de Arteixo prevé que la residencia de mayores construida por la Fundación Amancio Ortega (FAO) abra con las 32 plazas destinadas a los empadronados ya asignadas, puesto que se están recibiendo un alto número de solicitudes por parte de vecinos del municipio.

El departamento de Servicios Sociales de Arteixo prevé que la residencia de mayores construida por la Fundación Amancio Ortega (FAO) abra con las 32 plazas destinadas a los empadronados ya asignadas, puesto que se están recibiendo un alto número de solicitudes por parte de vecinos del municipio.
La concejala Inés Ramos confía en tener “el trabajo hecho” –la valoración de cada usuario, constatando que cumple los requisitos para contar con una plaza– antes de que el edificio abra sus puertas. “Se están dando ya las citas para que los técnicos hagan una primera valoración, ya hemos llenado la agenda de varios días, aunque que tengan cita no significa que tengan plaza, hay que baremar cada caso”, dice.

Ordenanza reguladora
Esas citas serán a partir del día 18, cuando entre en vigor la nueva ordenanza reguladora de las plazas, que ya recogió el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) hace unos días. Primero, explica Ramos, se estudiará cada solicitud y después se publicará la lista de los usuarios admitidos.
Las otras 32 vacantes de la instalación, apuntan desde el Gobierno local, serán tramitadas por la Xunta, igual que las del centro de día que alberga el edificio.
El centro intergeneracional se ubica en una parcela municipal y, tras el proyecto llevado a cabo por la arquitecta Elsa Urquijo, es la Xunta quien se ocupa de la gestión tanto de la residencia y el centro de día como de la escuela infantil A Galiña Azul, que ya abrió sus puertas en septiembre del año pasado y que ya ha iniciado su segunda campaña.
La Fundación Amancio Ortega realizó una inversión de diez millones de euros en el edificio intergeneracional, que tiene 82 plazas en la escuela infantil, 40 en el centro de día y 64 en la residencia. El Ayuntamiento se encarga, en este último caso, de asignar la mitad de las plazas para garantizar el servicio de cuidado a los arteixáns dependientes. l