domingo 27/9/20

Arteixo prevé desbrozar una media de 1.100 kilómetros de caminos al año

El departamento de Medio Ambiente de Arteixo prevé desbrozar cada año una media de 1.100 kilómetros de caminos, una medida para prevenir los incendios forestales y mejorar la circulación en las carreteras locales.

Los desbroces están finalizando en Lañas y continuarán en Arteixo y Loureda
Los desbroces están finalizando en Lañas y continuarán en Arteixo y Loureda

El departamento de Medio Ambiente de Arteixo prevé desbrozar cada año una media de 1.100 kilómetros de caminos, una medida para prevenir los incendios forestales y mejorar la circulación en las carreteras locales.
Desde el Ayuntamiento indican que en lo que va de 2017 ya se han limpiado 670 kilómetros de caminos públicos. El municipio posee 330 kilómetros de vías municipales, que se rozan entre tres y cuatro veces al año, dependiendo de su uso y de la peligrosidad que entrañe la maleza acumulada.
A esta actividad se dedican tres tractores con sendos operarios, que realizan de forma exclusiva esta labor y que actúan cada día en uno o dos kilómetros lineales. Actualmente, explica el concejal de Medio Ambiente, Víctor Merelas, se están finalizando los desbroces en la parroquia de Lañas y continuarán la semana próxima en el núcleo de Arteixo y Loureda.

Más frecuencia
El Servicio Municipal de Jardinería ha aumentado la frecuencia de actuación en los últimos años y quiere mantener la media de 1.100 kilómetros limpios al año, sobre todo en los meses en los que la estacionalidad hace más necesario el servicio, es decir, entre mayo y septiembre.
Merelas explica que “a actuación ten unha doble vertente, posto que ademais de establecer medidas preventivas contra o lume, tamén serve para mellorar o tránsito nas vías”. l
Por otra parte, desde Arteixo recuerdan que el Ejecutivo local coopera con otras administraciones, como la Xunta, en la vigilancia, la prevención y la defensa contra los incendios con la realización de tratamientos preventivos en los caminos de titularidad municipal. Este compromiso supone que el Ayuntamiento debe gestionar la biomasa vegetal en sus carreteras aplicando medidas en “estratos arbóreos, arbustivo y subarbustivo”, incluso impidiendo que las ramas de los árboles superen el límite que marcan los caminos para evitar el “efecto túnel”, que permite el paso del fuego de un lado a otro del camino.

Plantas a eliminar
Entre las especies que está estipulado eliminar de las carreteras se encuentran “toxo, silva, fento, xesta, uz, carqueixa e queiruga”, indica la Xunta, mientras que el estrato herbáceo debe ser menor de 20 centímetros de altura para que cumpla las recomendaciones autonómicas.
Con estas actuaciones, el Gobierno de Carlos Calvelo pretende colaborar en la lucha contra los incendios en Galicia y mejorar la calidad de los vecinos que circulan a diario por las carreteras de titularidad municipal.

Comentarios