• Sábado, 22 de Septiembre de 2018

Arteixo lamenta que los procesos de expropiación retrasen sus iniciativas

El Gobierno local de Arteixo lamenta que los procesos de expropiación en los que se está viendo inmerso retrasan las iniciativas que pretende llevar a cabo; especialmente la construcción de sendas peatonales.

Arteixo lamenta que los procesos de expropiación retrasen sus iniciativas
El Gobierno local pretende incrementar la seguridad de los peatones en las vías de los núcleos rurales como Lañas y Barrañán
El Gobierno local pretende incrementar la seguridad de los peatones en las vías de los núcleos rurales como Lañas y Barrañán

El Gobierno local de Arteixo lamenta que los procesos de expropiación en los que se está viendo inmerso retrasan las iniciativas que pretende llevar a cabo; especialmente la construcción de sendas peatonales.
El alcalde, Carlos Calvelo, ayer en declaraciones a una emisora de radio local, indicó que actualmente hay siete procesos abiertos lo que supone un importante inconveniente para ejecutar proyectos.
“No me cansaré de repetirlo pero me llama la atención la incomprensión de los vecinos a los que se les solicitan dos metros de terreno para construir aceras y no los ceden. A pesar de que se les beneficia”, dijo el regidor, al tiempo que explicaba que la mayor parte de las expropiaciones suelen finalizar con el pago de poco más de 500 euros.
Lañas, Armentón y Barrañán 
La queja del regidor viene a cuento del retraso que afectó a la construcción de sendas peatonales entre los núcleos de Lañas, Armentón y Barrañán.
Este proyecto se inició esta misma semana después de que fuese necesaria expropiar terrenos a algunos propietarios y su presupuesto es de 700.000 euros.
La intención del Gobierno local es que se pueda circular a pie entre los tres núcleos, desde la carretera que une A Coruña y Carballo (AC-552) a la altura de Lañas hasta Barrañán. La primera de las actuaciones incluye la mejora de la seguridad en la intersección de las carreteras AC-552 y CP-0506, donde se ubicaba anteriormente la caseta de peones camineros y que el Ayuntamiento derribó hace unos meses.
Allí se ubicará una nueva plaza para el uso y disfrute de los vecinos, con bancos y una pantalla luminosa informativa.

Caseta de peones
La antigua caseta de peones formaba parte de la red de edificaciones que se construyeron durante la década de los 50 para guardar los materiales y aperos con los que los peones arreglaban las carreteras.
Los otros dos proyectos, uno ya iniciado y otro que comenzará en unas semanas, continuarán la senda peatonal que une las dos parroquias y completarán un trayecto en el que ya existían tramos con aceras, que ahora tendrán continuidad total.
El objetivo de estos trabajos es mejorar la seguridad para los peatones que transitan por este camino e incrementar la visibilidad en el cruce que comunica Lañas con Barrañán y con Armentón. l