sábado 26/9/20

Arteixo-La limpieza del río supondrá la retirada de sesenta metros cúbicos de lodos

El Ideal Gallego-2011-07-06-021-fb2f7700

  m. rodríguez > arteixo

  La primera fase de la limpieza del cauce del río a su paso por el núcleo urbano supondrá la retirada de alrededor de unos sesenta metros cúbicos de locos a lo largo de un día y medio. Los trabajos comenzaron ayer y se prolongarán durante la mañana de hoy, como explica el concejal de Obras, José Amado.

El Ideal Gallego-2011-07-06-021-fb2f7700

  m. rodríguez > arteixo

  La primera fase de la limpieza del cauce del río a su paso por el núcleo urbano supondrá la retirada de alrededor de unos sesenta metros cúbicos de locos a lo largo de un día y medio. Los trabajos comenzaron ayer y se prolongarán durante la mañana de hoy, como explica el concejal de Obras, José Amado.
En este sentido, el edil añade que esta actuación solo afecta a aquellas zonas de “necesidad urgente” porque, atendiendo a un informe de los técnicos de Medio Ambiente, la fecha idónea para proceder al dragado del río es “septiembre u octubre” para no alterar la reproducción de la fauna que allí habita ni estropear la flora del entorno. Así, cuando se procedan a estas labores, los operarios tendrán que trasladar a los animales mientras dure el drenaje para devolverlos después a su hábitat.
Por este motivo, la empresa adjudicataria de los trabajos –Pan y Díaz– solo levantará los fangos “visibles”, es decir, aquellos que “no permitían oxigenar el agua”. Además, Amado subraya que en estas labores se está respetando al “máximo a los patos y a todos los animales” que allí residen. De hecho, incluso han encontrado algún que otro nido en las inmediaciones de la actuación.

Trabajos > La limpieza del cauce del río comenzó ayer a primera hora de la mañana en la parte trasera del centro cívico. Una retroexcavadora era la encargada de amontonar las tierras para, a continuación, llevar toda la “mercancía” a un camión.
Al tiempo en que varios vecinos seguían muy cerca las labores –e incluso daban alguna que otra instrucción a los operarios– algunos de los viandantes se paraban un segundo para comprobar lo que allí se estaba haciendo. “¡Si están limpiando!, ya era hora”, exclamaba algún vecino mientras que otros atendían a las aves que revoloteaban o intentaban nadar muy cerca de la máquina responsble de las labores.
Por medias, el trasiego de camiones era incesante por un camino habilitado para la ocasión en el lateral del centro cívico. Los cálculos aproximados son que los tráiler realicen una veintena de viajes entre el río y una zona habilitada para el secado de los lodos.
“Queremos hacer las cosas bien”, recalca el concejal de Obras (y coordinador de su departamento y el de Medio Ambiente). Por este motivo, se incluyó en el pliego de contratación de la limpieza del río un apartado realitivo al tratamiento adecuado de lodos.
Es decir, lo que debe hacer la empresa es retirar el fango del cauce del río y esperar a que se escurra el agua que contienen para, a continuación, llevarlos a un depósito autorizado para este tipo de residuos, para ejecutar estos trabajos “de una manera sostenible y según la ley”, incide el edil.


 

Comentarios