viernes 25/9/20

Intervención pone reparos a las facturas de los taxistas del servicio de transporte adaptado

Los 8.905 euros que le han costado a las arcas el servicio de transporte adaptado del mes de octubre se dividen entre 16 taxistas. Esta división de facturas sumada a lo que considera “inexistencia de procedemento algún de contratación”.

Los taxistas realizan desde agosto el servicio	quintana
Los taxistas realizan desde agosto el servicio quintana

Los 8.905 euros que le han costado a las arcas el servicio de transporte adaptado del mes de octubre se dividen entre 16 taxistas. Esta división de facturas sumada a lo que considera “inexistencia de procedemento algún de contratación”, el servicio de Intervención decidió efectuar un reparo suspensivo.
Es decir, para el habilitado nacional, el gobierno local ha abusado de la figura del contrato menor. Desde la Alcaldía, en el contrainforme por el que el mandatario levanta el reparo suspensivo, se explica que “en ningún caso é vontade desta Alcaldía, nin da xunta de goberno a tramitación de contratos menores que supoñan fraccionamento do obxecto do contrato nin a utilización fraudulenta do contrato menor”.
El alcalde, Carlos Calvelo, le quita importancia a las objeciones del interventor. Apunta que Intervención establece que lo “importante es que se formalice el convenio”.
Desde agosto, los taxistas prestan el servicio de transporte adaptado. El Ayuntamiento explicaba que esta decisión se había tomado por tres motivos fundamentales: la propia comodidad de los usuarios; una rebaja en el precio y para favorecer al sector de los taxistas. Para darle cobertura legal, el gobierno aclaraba que se firmaría un convenio.
Meses después, este acuerdo todavía no se ha rubricado. Calvelo aclara que el “borrador del convenio está redactado, pero existe la problemática de que hay dos asociaciones y estuvo el cambio de interventor”, pero en próximas fechas esperan poder llevar a buen puerto el acuerdo.

Lista para llamar
A falta de convenio, Calvelo apunta que, una vez que se terminó el contrato de la anterior empresa, se le entregó “un listado de los taxistas que han querido” a los usuarios para que llamen cuando necesitan desplazarse a algún lugar.
Uno de los aspectos que recalca el alcalde es que el transporte adaptado es un servicio “esencial y básico” para el municipio e insiste en que hay que “darle la máxima calidad. El servicio es perfecto y tiene una gran aceptación” entre los usuarios del mismo.
Para mantenerlo con las mismas características, el convenio tendrá que ser rubricado entre las dos asociaciones profesionales que tiene Arteixo. Además, después a título individual “el taxista que quiera se puede negar” a formar parte del acuerdo.
La futura firma de este convenio es uno de los argumentos que esgrime la resolución por la que levanta el reparo suspensivo: “considerando que a data de hoxe se pretende formalizar un convenio coas asociación de taxis deste Concello para a prestación do devantido servizo”, tal y como se puede leer en la justificación del alcalde.
En la misma, también se enfatiza la necesidad del propio servicio. Es decir, en el caso de que no se pagasen las facturas y, por lo tanto, se suspendiese el transporte adaptado, se provocaría una serie de “retrocesos e perxuicios” en un servicio “tan importante para os cidadáns” con problemas de movilidad . Por ello, es "necesario e obrigado atender os gastos incurridos para evitar” el mencionado perjuicio.

Comentarios