domingo 29/11/20

El objetivo que capturó almas en un viaje a la India

“Es fácil hacer fotos bonitas en un país como la India, pero traté más de retratar a las personas que me fui encontrando”, señala la fotógrafa Paula Prieto, que habla de la búsqueda de ese “

Paula Prieto expone en un bar del centro de Arteixo
Paula Prieto expone en un bar del centro de Arteixo

“Es fácil hacer fotos bonitas en un país como la India, pero traté más de retratar a las personas que me fui encontrando”, señala la fotógrafa Paula Prieto, que habla de la búsqueda de ese “algo especial” que le ofrecieron las personas que se iba encontrando a lo largo de las navidades que estuvo en este país.
El día de Fin de Año, Prieto se encontraba en una estación de tren. Había mucha gente, “todo era una locura”, y, de repente, en medio del caos, “apareció una niña que bajó del tren y me sonrió”, relata. Y experiencias como estas, situaciones “curiosas” que vivió durante su estancia, se han transformado ahora en una exposición fotográfica compuesta de una docena de instantáneas que se pueden ver en bar Bata de Guata, Arteixo, hasta el 14 de diciembre.
Doce retratos que reflejan el espíritu de su vivencia. Su cámara pudo captar “los colores del país y la mirada de la gente”. Porque, aunque “suene a tópico”, afirma, “no tienen nada y te lo dan todo”.

cercanía
Lleva su obra hasta un bar del centro de Arteixo porque “el arte es para todo el mundo”. Aunque asegura que le gustaría que sus fotografías llegasen a todos los lugares, se da una cierta simbiosis entre los retratos y el escenario. “Ellos se acercaban a todo el mundo”, expone, y con sus fotos colgadas del Bata de Guata, “todo tipo de gente las puede ver y eso es enriquecedor”.
Para ella era un sueño este viaje. Llevaba tiempo queriendo visitar el país y la experiencia le ha dejado con ganas de volver. “Fue una primera toma de contacto y volveré en cuanto pueda”, sentencia.
Su viaje fue toda una aventura en la que la ONG Creative Handicrafts le salvó de más de una. Rememora que, cuando llegó, no tenía hotel e Isabel Martín se encargó de darle unas pautas de supervivencia para ayudarle en su recorrido por la zona suroeste del país.

Comentarios