lunes 09.12.2019

Arteixo y Culleredo plantean líneas de bus conjuntas en zonas limítrofes

Los alcaldes de Arteixo y Culleredo, Carlos Calvelo y José Ramón Rioboo, mantuvieron una reunión para impulsar líneas de transporte a demanda en las poblaciones limítrofes entre los dos municipios. 

Calvelo y Rioboo estudiaron las posibles rutas entre parroquias
Calvelo y Rioboo estudiaron las posibles rutas entre parroquias

Los alcaldes de Arteixo y Culleredo, Carlos Calvelo y José Ramón Rioboo, mantuvieron una reunión para impulsar líneas de transporte a demanda en las poblaciones limítrofes entre los dos municipios. 
Así, núcleos como los establecidos en las urbanizaciones de A Zapateira –Montegolf, Augas Mansas, Ultreya, Mansosol, Vallesur, Los Olivos–, otros como Souto, Orro, Boedo o aquellos más
cercanos a Culleredo situados en el valle de Loureda podrán beneficiarse de una actuación que ya está recogida en los documentos relativos a la estrategia Eidus de ambos ayuntamientos, cuyas iniciativas están financiadas con fondos Feder europeos.

Servicio mancomunado
Según explican desde el Consistorio de Arteixo, ambos municipios pretenden mancomunar un servicio de transporte a demanda para optimizar unos servicios que, dicen los alcaldes, “no deben entender de fronteras”. 
Esta iniciativa recoge las peticiones que vecinos de Culleredo ya manifestaron en su día por escrito y también reforzará las comunicaciones a través del transporte público de unos núcleos que tienen “un déficit en este aspecto”, apuntan. 
Concretamente, los regidores estuvieron definiendo tres líneas para incrementar la movilidad de los residentes en su conexión con la ciudad de A Coruña. Una daría servicio a los núcleos de A Zapateira, otra a los de las cercanías de la estación de tren de Uxes (Souto y Orro), y otro a zonas del valle de Loureda con poblaciones en Culleredo, como Boedo.
Respecto a la población beneficiada, apuntan, en Arteixo son cerca de 700 vecinos los que viven en estas zonas limítrofes, mientras que en el ayuntamiento cullerdense podrían aprovechar este nuevo servicio de transporte alrededor de 1.500 vecinos.
Calvelo y Rioboo coincidieron en la “necesidad de que los ayuntamientos colaboren entre sí en aquellos temas que más beneficien a los vecinos, sin importar a qué lado de una frontera municipal se encuentre ese vecino”.
Además, Arteixo destinará los fondos Eidus –cinco millones– a poner en marcha las líneas de actuación del Plan Novarteixo, en el que destacan propuestas como fomentar la movilidad sostenible con una línea de transporte municipal con microbuses híbrido-eléctricos para conectar las zonas urbanas e industriales con las zonas rurales. l

Comentarios