sábado 07.12.2019

Arteixo compra menos agua que en 2014 pese a aumentar su población

El Gobierno local destina 800.000 euros anuales a este cometido, frente a los 850.000 de hace un lustro
El embalse de Sabón suministra agua para uso industrial | quintana
El embalse de Sabón suministra agua para uso industrial | quintana

El Ayuntamiento arteixán ha reducido el gasto de compra de agua a Emalcsa en los últimos cinco años, a pesar de haber aumentado en población y en industria, afirman fuentes municipales.

Aseguran que este año se destinan 800.000 euros a adquirir agua, aumentando la cifra con respecto a 2016, 2017 y 2018, pero teniendo en cuenta que en esos años llegaron unos 2.000 vecinos más al municipio –actualmente se superan los 32.000– y se pusieron en marcha nuevas infraestructuras como el edificio de servicios de Inditex. El Ejecutivo de Carlos Calvelo apunta que hace un lustro se dedicaban cerca de 850.000 euros a este cometido.

El volumen actual de pérdidas en la red de abastecimiento está en un 20%, dice el Ayuntamiento

El 65% del consumo local procede del embalse de Cecebre –de donde se surten las áreas urbanas–, mientras que el otro 35% procede de captaciones propias como Sisalde o los pozos de Lañas, que abastecen principalmente a la zona sur municipal.

Pérdidas

La razón de esta bajada progresiva en el gasto, apunta el Ayuntamiento, está en la reducción del porcentaje de pérdidas que sufre la red. Según Carlos Calvelo, “en el 2013, el último año en que la red fue gestionada por la empresa Aqualia, antes de municipalizarse el servicio, se perdía cerca del 60% del agua que circulaba debido al mal estado de las tuberías”.

Carlos Calvelo ha trasladado la necesidad de crear un consorcio del agua al estilo de la EDAR de Bens

Desde ese año, el Gobierno local acometió obras de mejora de la red general en los grandes núcleos urbanos y en las parroquias. El Ayuntamiento indica que las pérdidas de agua se encuentran, actualmente, por debajo del 20%, cifra que “los especialistas en la gestión del agua consideran aceptable en una red de agua gallega, que, entre otras características, tiene como diferencia respecto a otras partes de España la gran dispersión de población, lo que obliga a atender redes muy amplias”.

Por su parte, el regidor arteixán trasladó recientemente a la alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, y a sus homólogos en la comarca de As Mariñas la necesidad de crear un consorcio del agua: “El agua es lo único que nos une a todos. A día de hoy la EDAR de Bens la conformamos cinco ayuntamientos, A Coruña tiene el 69% y está representada por Emalcsa. Se podría estudiar un consorcio con participación proporcional de todos los municipios, gestionando el abastecimiento de manera similar a la EDAR”, señala Calvelo.

Comentarios