miércoles 2/12/20

“El Ano Galego da Parálise Cerebral es una ventana abierta para dar a conocer al colectivo”

EULOGIO LÓPEZ -PRESIDENTE DE ASPACE GALICIA

Optimista por principios. Así se define Eulogio López Río, presidente de la Federación Aspace-Galicia, quien considera una oportunidad la declaración, por parte del Consello da Xunta,

Eulogio López, en las instalaciones de Aspace Coruña, entidad de la que es director gerente	quintana
Eulogio López, en las instalaciones de Aspace Coruña, entidad de la que es director gerente quintana

Optimista por principios. Así se define Eulogio López Río, presidente de la Federación Aspace-Galicia, quien considera una oportunidad la declaración, por parte del Consello da Xunta, del Ano Galego da Parálise Cerebral para el presente ejercicio, con el que espera dar visibilidad a las personas, familias profesionales de un colectivo que engloba a varios miles de afectados.

¿Qué supone esta declaración para todos los afectados por parálisis cerebral y para los que trabajan en el sector?
En primer lugar, es un reconocimiento a las entidades como la Federación Aspace-Galicia, a las personas con parálisis cerebral, a los profesionales y a las familias de los afectados. Pero además, es una declaración institucional pionera en el conjunto del Estado al ser la primera comunidad autónoma que toma esta decisión.

¿Qué significado le ve? Me refiero a lo que se puede conseguir con un reconocimiento de este tipo.
Es una ventana abierta al futuro y la oportunidad para el colectivo de dar a conocer de lo que son capaces. Es un colectivo importante pero poco visible, no solo como personas o como ciudadanos, sino que también son poco visibles las actividades que son capaces de hacer. Y si no se ve, la concienciación y la sensibilización de la ciudadanía y los organismos públicos y privados también es menor.

En un colectivo como este, esa visibilidad es por tanto fundamental para alcanzar metas, supongo...
Tenemos que estar presentes, llegar donde hay necesidades y no se cubren. Hay que despertar conciencias porque en Galicia hay más de 5.000 personas afectadas por algún tipo de parálisis cerebral y cada año hay entre 50 y 54 niños que tienen este problema. No podemos mirar hacia otro lado.

¿Ha resultado clave la colaboración entre distintos departamentos de la Xunta?
Era una cuestión que echábamos en falta, esa colaboración entre la Consellería de Sanidade y la de Traballo e Benestar, porque entra el ámbito social y el sanitario. Esperemos que se una a este proyecto la Consellería de Educación, porque es muy importante el diagnóstico precoz y la estimulación temprana.

¿Ha habido algún contacto con Educación para ello?
Sabemos que apoya esta declaración porque hubo unanimidad en el Consello da Xunta, por lo que de principio contamos con su apoyo. Esperamos que haya alguna reunión próximamente para plantearle algunos temas.

¿Qué es lo que se ha preparado para lograr esos objetivos de visibilidad para el colectivo?
Va a ser un año donde los protagonistas reales serán las personas que sufren parálisis cerebral. Todos los meses tendrá lugar una actividad importante. Este mes ha sido la presentación institucional del Ano Galego por parte de las consellerías y en febrero se trabajará la determinación de estas personas. Por ejemplo, el día 5 aquí, en Aspace Coruña, celebraremos una reunión con gente afectada que vendrá de toda Galicia con el objetivo de crear una red de autogestores, que hablen de sus temas, de sus problemas, que expongan sus inquietudes. Es decir, que salga de ahí una voz que les represente en primera persona. Otros meses se dedicarán al arte, a la innovación, a las nuevas tecnologías, a la familia como pieza clave en la vida de estas personas...

Con declaraciones como esta, de este año, suele ocurrir que se desvanecen con el tiempo. ¿Existe ese miedo?
Esta es una iniciativa que queremos prolongar en el tiempo y que no se quede en esto. Hay que darle continuidad y para eso necesitamos la colaboración de todos, incluyendo los medios de comunicación, que juegan un papel fundamental.

¿Hay prevista alguna campaña para que todas las actividades que se van a desarrollar tengan eco en la sociedad?
Yo invito a los medios a echarnos una mano para que ese objetivo de visibilidad se cumpla. Hago por tanto un llamamiento a la responsabilidad. Lo que vamos a generar son noticias buenas, porque daremos valor a personas que tienen derechos y deberes. E insisto en que los medios juegan un papel muy importante. Igual que las redes sociales, por lo que intentaremos llegar a muchísima gente por ahí.

En los últimos años, y más con la crisis, no ha dejado de repetir lo necesario que es el apoyo de las instituciones, sean cuales sean. ¿Notan ese aliento?
La iniciativa de esta declaración ha sido respaldada por muchísimos ayuntamientos de Galicia. Uno de ellos, el de Pedrafita do Cebreiro, le envió una carta a la Xunta. Los alcaldes de las capitales de provincia, de los municipios donde estamos, como aquí el de Sada, las diputaciones, organizaciones privadas y públicas. Contamos con un respaldo importante y por tanto con un reconocimiento. Desde ahí, nuestra obligación es llegar a todos los puntos de Galicia que nos reclamen.

Le preguntaba sobre todo más allá de lo que es la declaración de este año.
Desgraciadamente los problemas de parálisis cerebral no van a acabar en este 2014. Tenemos que sembrar para después poder recoger. Esta es una oportunidad que vamos a aprovechar bien. Lo que hay que hacer es establecer alianzas con los que nos van a apoyar. Si somos capaces, podremos abrir una puerta hacia el futuro.

¿Es optimista entonces para que esas colaboraciones se mantengan en el tiempo?
Por principios soy optimista. Creo que las personas que trabajamos en este sector y con este colectivo, aparte de ser optimistas y responsables, tenemos que inventarnos todos los días. No podemos caer en la autocomplacencia de decir que se ha conseguido algo y ya está. No. Posiblemente gracias a esta automotivación y transmitiéndolo las personas que trabajamos en esto, esta filosofía de vida nos ha hecho conseguir muchas cosas, pero nos quedan aún muchas otras. Mejorar la calidad de vida de estas personas y sus familias se resume en que sean lo más felices posible.

Comentarios