lunes 28/9/20

El anciano que intentó matar a su pareja en Carballo tiene antecedentes penales

José Herreros Pérez, el septuagenario que, supuestamente, intentó matar a machetazos la madrugada del miércoles a su pareja C.V.V, de 77 años, en su domicilio del centro de Carballo, tiene antecedentes penales por violencia contra su familia anterior.

José Herreros Pérez, el septuagenario que, supuestamente, intentó matar a machetazos la madrugada del miércoles a su pareja C.V.V, de 77 años, en su domicilio del centro de Carballo, tiene antecedentes penales por violencia contra su familia anterior. En 2002 el anciano, que se encuentra en la cárcel de Teixeiro acusado de intento de homicidio, intentó quemar vivos a su hija y a su yerno en un piso que tenía la pareja en Pontedeume, utilizando un aparato explosivo creado por él mismo.
En el juicio llevado a cabo en 2007 la Audiencia Provincial de A Coruña le imputó  dos delitos de asesinato en grado de tentativa por el que lo sentenciaron a once años de prisión, que no cumplió en su totalidad en vista de que, desde hace varios años, residía de la calle Poniente de Carballo con la víctima. 
Estos antecedentes demuestran que lo ocurrido en la madrugada del miércoles entre las 3.15 y las 4 de la madrugada, cuando, supuestamente, atacó a C.V.V con un machete causándole graves heridas en la cabeza, la cara y las manos, no es un hecho aislado, aunque a las fuerzas de seguridad no le figura ninguna denuncia anterior por malos tratos de la víctima. 
 
Sorpresa vecinal
Varios vecinos del número 12 de la calle Poniente carballesa mostraron su sorpresa por lo acontecido, de lo que se enteraron tras el despliegue policial que tuvo lugar una vez que Herreros confesara en el cuartel de la Guardia Civil de Carballo lo sucedido.
La mayoría de los vecinos consultados por este medio aseguraron que no escucharon nada durante la madrugada, aunque  se especula que la vecina del piso contiguo al de la víctima habría oído algún grito, mientras que en el piso de abajo dijeron haber escuchado un golpe, al que no le dieron importancia. En lo que concuerdan los vecinos  es que la pareja, de puertas para afuera, parecía mantener una convivencia normal. Tanto a José Herreros como a la víctima los definen como dos personas cariñosas, respetuosas, afables y, afirman, siempre estaban juntos e incluso acudían a los bailes en el coche de él. De ahí el profundo impacto que causó el hecho entre quienes les conocían. 

La víctima sigue grave
Mientras la capital de Bergantiños trata de digerir la fatal noticia, la víctima continúa ingresada en la UCI del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña. Su estado es estable pero con pronóstico grave, según el último parte médico dado a conocer al mediodía de ayer por el complejo hospitalario.
C.V.V es natural de la parroquia cabanesa de O Esto. Estuvo casada y emigrada a Alemania durante varios años y, tras volver a Galicia, fijó su residencia en Carballo, separándose de su anterior cónyugue del que acabaría enviudando. Tiene tres hijos, dos hombres y una mujer, y solo el menor de ellos vive en la zona, en O Esto.

Comentarios