viernes 15/1/21

Un acusado de robo en una casa de Guísamo dice que pretendía cobrar una deuda por drogas

Uno de los tres acusados de un robo en una vivienda de la parroquia bergondesa de Guísamo, en 2012, vinculó los hechos con el cobro de una deuda por drogas. El hombre declaró ayer en el juicio que se celebró en la sección primera de la Audiencia de A Coruña.

El juicio contra dos de los tres acusados se celebró ayer en la Audiencia de A Coruña	javier alborés
El juicio contra dos de los tres acusados se celebró ayer en la Audiencia de A Coruña javier alborés

Uno de los tres acusados de un robo en una vivienda de la parroquia bergondesa de Guísamo, en 2012, vinculó los hechos con el cobro de una deuda por drogas. El hombre declaró ayer en el juicio que se celebró en la sección primera de la Audiencia de A Coruña.

Fue él también el único que declaró durante la vista ya que otro se negó a hacerlo, argumentando que no había tenido oportunidad de hablar más de “15 minutos” con su abogada. De hecho, la letrada de oficio pidió la suspensión alegando que no había tenido tiempo a preparar la defensa porque se le comunicó que debía asumir el caso con poco plazo.

Sin embargo, el tribunal decidió continuar con el juicio, en el que tampoco compareció otro de los acusados ya que se encuentra en rebeldía. El único de los procesados que declaró alegó que entraron en la casa de la víctima porque debía dinero “por drogas” al acusado que no asistió a la vista.

Participación
“Eran dos traficantes”, dijo en alusión a uno de los presuntos coautores del robo y a la víctima. En su caso, alegó que no llegó a entrar en la casa y que él solo ayudó “a cargar las cosas”; en alusión al material sustraído en la vivienda, de la que se llevaron también dinero. Al tiempo, negó que atase a la víctima y a su pareja cuando regresó de madrugada a la vivienda.

Por el contrario, el hombre agredido y su compañera aseguraron que fueron tres los hombres que entraron en su casa y que llevaban la cara tapada y ropa negra. La mujer sostuvo que le pareció que tenían acento extranjero, aunque los acusados son españoles.

La Fiscalía pide, por detención ilegal, robo, lesiones y tenencia de armas 17 años de prisión para dos de los acusados y otros 20 para el tercero, el único acusado de tenencia de armas, además de indemnizaciones para las víctimas.

Comentarios