La Xunta exige una prueba de que hay fondos municipales para la intermodal

Concejales de la Marea Atlántica y el PSOE durante el pleno en el que se votó el convenio de la intermodal | quintana

La estación intermodal parece condenada a convertirse en un punto de desencuentro entre Xunta y Ayuntamiento a un año de las elecciones municipales. Esta vez el problema radica en que el Gobierno local aún no tiene listos sus presupuestos (que se están negociando) y la Consellería de Infraestruturas exige una certificación de retención de crédito (una prueba de que dispone del dinero) por valor de la primera anualidad (más de 780.000 euros) de la aportación municipal a las obras de la intermodal para licitarlas. Aseguran que el Adif, la otra administración implicada en la construcción de la infraestructura, ya ha presentado este documento, y que la ley (y la Intervención Xeral de la Xunta), exigen que el Ayuntamiento haga otro tanto.


Por su parte, fuentes municipales aseguraban que es “común y corriente” seguir con una licitación manteniéndolo pendiente de la aprobación del presupuesto, en lo que se denomina anticipado de gasto, mientras que desde la Xunta señalan que no es posible cuando el presupuesto no ha sido ni siquiera aprobado en Junta de Gobierno. Por el momento, las negociaciones se mantienen entre el Gobierno local y la Marea, cuyos votos necesita para aprobar las cuentas, y no se han dado a conocer avances, más allá de algunos acuerdos, como el operador energético municipal.


Polémica

La polémica se iniciaba el martes, la portavoz del grupo municipal del PP, Rosa Gallego, advertía de que la intermodal podía sufrir un retraso por la falta de presupuestos del Ayuntamiento y ofrecía los votos de su partido para aprobar un modificado que permitiera incluir la aportación municipal de este año (788.000 euros, una cantidad muy pequeña para un presupuesto de una ciudad como la de A Coruña). Ayer, la alcaldesa, Inés Rey, rechazaba la oferta con estas palabras: “Creo que el PP tiene que superar esta etapa de interinidad y ocurrencias y ponerse a trabajar por un modelo de ciudad, si lo tienen, y dejar de faltar a la verdad, en determinadas cuestiones que son relevantes e importantes para los coruñeses”.


Al conocer la respuesta de la regidora, el grupo municipal del PP le instó a pedir disculpas a los funcionarios de la Xunta por “poner en duda su capacidad” y a no intentar “engañar a los coruñeses” sobre la estación intermodal para tapar “su incapacidad” de aprobar un nuevo presupuesto. “Yo soy funcionaria de la Xunta. Cualquier técnico de la Xunta no dará crédito al leer las declaraciones en las que Inés Rey les acusa de no saber hacer su trabajo. Si hasta el interventor municipal le dice en su informe que sin el dinero para la intermodal en el presupuesto no puede ni firmar el convenio. ¿Cómo puede una alcaldesa decir semejante barbaridad? ¿Qué es esa prepotencia y ese desprecio al trabajo de los técnicos?”, criticaba la portavoz del PP, Rosa Gallego.


Convenio

El convenio por el que el Ayuntamiento se compromete a participar en la estación intermodal (aportando dinero para la estación de autobuses y el aparcamiento) se aprobó en pleno la semana pasada, pero la Marea Atlántica no la apoyó, sino que se abstuvo, lo que le permite a Gallego arrojar dudas sobre los presupuestos.


“A Coruña lleva sin un nuevo presupuesto, desde el 1 de enero de 2021. Ahora Inés Rey tiene dos opciones para desbloquear la licitación: aceptar nuestro apoyo para incluir el dinero en el presupuesto prorrogado o aprobar el nuevo con los fondos. La primera es más rápida y ya la hemos ofrecido nuestro apoyo”, concluyó.

La Xunta exige una prueba de que hay fondos municipales para la intermodal

Te puede interesar