Las tareas de pintado de la pasarela del Materno obligan a cortar carriles

Trabajos ayer en la avenida de A Pasaxe | Pedro Puig

Las tareas de pintado de la pasarela del hospital Materno, abierta ya al público, obligaron ayer a cortar dos carriles de la avenida de A Pasaxe y podrán afectar también hoy al tráfico rodado.


Después de casi un año de la puesta en marcha de los trabajos –comenzaron el pasado abril– el público volvió a transitar en la jornada del lunes por la pasarela, que salva la avenida para acceder al Teresa Herrera.


La estructura había sido rehabilitada tras muchos años de uso y aunque para la mayoría de los usuarios solo estaba recién pintada, en realidad se le han practicado varias mejoras. El armazón se encontraba en un estado “muy deficiente”, comentaron desde el Ejecutivo local, por eso se tardó más de lo previsto en finalizar los trabajos.


En efecto, se habían detectado filtraciones de agua y las chapas de acero estaban corroídas. Entre otras mejoras, se le dotó de un nuevo firme, antideslizante, para evitar los resbalones provocados por el hielo o la lluvia, algo de lo que se quejaban los usuarios, sobre todo en las rampas; se arregló la barandilla de acceso para hacerla más accesible y se mejoró el drenaje, además de aplicarse una pintura que la hará más resistente a la corrosión. En total, las tareas han supuesto 407.000 euros de inversión.


Retrasos

El Ayuntamiento había anunciado que los trabajos rematarían antes de que acabara noviembre y que después se procedería al pintado y a la pavimentación, que podía estar lista para diciembre. Pero las obras se han ralentizado un trimestre, con las consiguientes molestias para el público que utiliza el aparcamiento del Materno y del Oncológico, que desde inicios de octubre tuvieron que dar un rodeo, transitar por el paso inferior y atravesar una glorieta sin paso de cebra.


Al tratarse de un recinto médico al que acuden a diario familias con niños, mayores que están medicados o personas con tratamientos oncológicos, la pasarela peatonal garantiza cruzar con seguridad la avenida de A Pasaxe, por lo que el cierre de la misma perjudicó temporalmente a muchos.


La obra también afectó al tráfico, porque a lo largo del año pasado fue necesario cortar carriles de la avenida, eso sí, solo un carril a la vez en uno u otro sentido para incomodar lo menos posible.

Las tareas de pintado de la pasarela del Materno obligan a cortar carriles

Te puede interesar