• Viernes, 19 de Octubre de 2018

Reportaje | Las joyas en las que viajó Luis Tosar para resolver la trama de “La sombra de la ley”

El centro comercial Los Rosales se viste desde ayer de los años 20 gracias a los que poblaban la carretera entonces y que fueron cedidos de forma gratuita por la Fundación Jorge Jove .

Reportaje | Las joyas en las que viajó Luis Tosar para resolver la trama de “La sombra de la ley”
La exposición se puede ver en la planta baja del centro comercial | pedro puig
La exposición se puede ver en la planta baja del centro comercial | pedro puig

El centro comercial Los Rosales se viste desde ayer de los años 20 gracias a los que poblaban la carretera entonces y que fueron cedidos de forma gratuita por la Fundación Jorge Jove para el rodaje de la película “La sombra de la ley”, la nueva producción de Vaca Films, dirigida por Daniel de la Torre. La exposición se inauguró al mismo tiempo que por la noche se puso a rodar la cinta en las salas de cine. De esta forma, los espectadores se metieron de lleno en una España, donde la sociedad moderna cogía forma para reclamar derechos laborales o la igualdad de la mujer. El dueño de los vehículos y presidente de la institucio´n, Ángel Jove, visitó la muestra por la tarde. Entre las criaturas que se pueden ver está un Hispano Suiza H6, un Berlier Dauphine, un Ford A o una Chevrolet 5 Cv, que no serán fijos sino cambiantes. Los coches se irán sucediendo para que el ojo se nutra de nuevos modelos en 18 días, que es lo que dura la exposición.

  Además de estas joyas del pasado, Los Rosales completará su puesta en escena con actividades paralelas centradas en la exposición. 

Así, el sábado día 20 habrá una concentración de artistas coruñeses, que traerán sus herramientas para plasmarlos sobre diferentes soportes. 

Los creadores pintarán los vehículos expuestos a través de diversas técnicas y esa misma tarde, una representación de la Feria Modernista de Sada visitará la muestra, recreando los años 20 en los que se fabricaron estos ejemplares con marchas. 


Una vez dentro, frente a la pantalla, el espectador se topará con un Luis Tosar de bigote, que es Aníbal, un policía al que le toca resolver el caso de un robo de armas en un tren militar. Contaba la batuta que orquestó la trama, De la Torre, que estaba muy contento de darle al play porque para él, será “un antes y un después” por abordar una época inexplorada y hacerlo a un nivel alto de producción. 

El director señalaba que tras la premier en Sitges y Pontevedra, “la gente está sorprendida”. La novedad no está solo en el acabado sino en el momento que recoge la cámara, “que se ha retratado muy poco”. Y es que el objetivo se abre a una Barcelona de principios de siglo “donde se estaban construyendo lugares que hoy son icónicos”. 
Después está la actriz Michelle Jenner, una anarquista de la que se siente atraído Tosar por su honestidad. Es la primera vez que trabajan juntos y De la Torre dice que “hay mucha química entre ellos”.