viernes 23/10/20

La relación entre la Marea y el PSOE empieza a dar signos de alejamiento

La relación de armonía entre la Marea y el Partido Socialista comienza a mostrar sus primeras señales de distanciamiento. Las últimas declaraciones públicas de sus líderes mostraron desconfianza y críticas, síntomas de que la situación actual no termina de convencer a ninguno.

En primera fila, concejales de la Marea y detrás, del Partido Socialista | PATRICIA G. FRAGA
En primera fila, concejales de la Marea y detrás, del Partido Socialista | PATRICIA G. FRAGA

La relación de armonía entre la Marea y el Partido Socialista comienza a mostrar sus primeras señales de distanciamiento. Las últimas declaraciones públicas de sus líderes mostraron desconfianza y críticas, síntomas de que la situación actual no termina de convencer a ninguno.
Ambas fuerzas llevan alrededor de medio año caminando con mucha cautela para que todo fluya con la mayor cordialidad posible y con el objetivo de aprobar el presupuesto de este año lo antes posible. 
Una vez que las cuentas ya recibieron el visto bueno inicial y solo falta el informe de alegaciones y la aprobación final, parece que vuelve a haber un alejamiento entre ambas formaciones.

Por una parte, el portavoz socialista, José Manuel García, ha centrado sus últimas intervenciones públicas en fuertes críticas hacia la labor del Gobierno local. La primera de ellas fue precisamente en el pleno de aprobación inicial del presupuesto, en el que el discurso del líder del PSOE pareció más propio de alguien que no iba a apoyar el asunto, aunque finalmente votaron sí.
Las críticas se dirigieron hacia varios aspectos, pero con el punto común de la gestión de la ciudad. Este foco también fue el que utilizó el pasado fin de semana tanto en un debate radiofónico como en las páginas de este diario.
Para García este año será clave ya que entiende que la Marea deberá demostrar que las críticas hacia su gestión de los dos últimos ejercicios no se compensan alegando la tardía ejecución del presupuesto. Ahora, defiende que tienen tiempo de sobra para que no se repitan datos o protestas del pasado.

Acuerdos puntuales
Si el portavoz socialista ha criticado con dureza la gestión llevada a cabo por el Gobierno municipal, el alcalde ha perseverado en que los acuerdos con el Partido Socialista se ciñen a cuestiones puntuales.
Estas palabras destacan ya que una vez que se apruebe el presupuesto con el respaldo del PSOE, el Gobierno local no seguirá contando con la alfombra roja que le pusieron los socialistas en este asunto. De hecho, García ya advirtió a la Marea de que este año no serán tan benévolos a la hora de permitir modificaciones en las cuentas, un asunto recurrente el año pasado.
Cono todo, las declaraciones de Xulio Ferreiro también dejan entrever que su apuesta seguirá encaminada hacia lograr el apoyo socialista en asuntos determinados como hasta el momento. Sin embargo, algunos de los más destacados, como la constitución del área metropolitana o la movilidad, no cuentan con la aprobación del PSOE.

Comentarios