El puerto acogió al crucero Virtuosa, un resort flotante con realidad virtual

La piscina principal, con una pantalla gigante que sirve para ambientar fiestas

La calidad o evolución de los Beatles en caso de haber tenido la misma larga vida que los Stones se queda en el limbo del ¿qué pasaría si...? Afortunadamente, la ingeniería y los avances en navegación sí han permitido llegar al cómo serán los barcos del futuro, más allá de la grandeur del ‘Titanic’. La respuesta más contundente a esa evolución la representa el ‘MSC Virtuosa’, crucero que asentó su imponente estructura de 184.000 toneladas de peso y 330 metros de eslora sobre el muelle de Trasatlánticos de A Coruña en la jornada de ayer.

No quedan al azar ni el nombre ni un concepto que miran descaradamente al futuro en clave de realidad virtuosa o virtual. Asumido que las diferencias entre competidores son anecdóticas y que las piscinas, toboganes y demás vienen de serie, el ‘Virtuosa’ mira al Metaverso, a la experiencia individual y el ocio a la carta. Todo lo que un paquete vacacional pueda ofrecer a los más de 6.350 pasajeros que puede alojar (2.450, todos ellos ingleses embarcados en Souhtampton, en el día de ayer): uno puede mojarse los pies en una piscina imperial, tomar un cóctel mirando a la lontananza sobre el océano, apostar en el casino o ir de compras por una galería propia de ‘Pretty Woman’, pero también diseñarlo todo a golpe de click con una app o sumergirse en un cine en cuatro dimensiones.



La primera impresión nada más embarcar es como si de Jack esperase a Rose en la famosa escena de la Gran Escalera del ‘Titanic’, pero pasado por una batidora con filtros de ‘Blade Runner’, ‘El Quinto Elemento’ y los planes de futuro de Mark Zuckerberg. El resultado es la imponente galería colindante de 112 metros, con pantallas led de temática cambiante y una oferta de restauración que toca sutilmente los sentidos. Al fondo ofrece sus servicios Rob, el primer camarero humanoide en surcar los siete mares y maestro cocktelero. El perfil medio lo forman parejas a partir de 40 años de edad, muchas con hijos pequeños. Hay locales solamente para adultos, como el Sky Lounge, un jazz bar al estilo del American Bar de Sinatra en Londres. Mark y Marge miran A Coruña en el relajado ambiente y explican: “Esto es otra cosa, el avión estresa”. Por 100 euros al día por persona puede haber experiencias mejores o peores, pero seguro no iguales. También una versión premium de 5.000 por familia, mayordomo incluido. 









MSC Virtuosa




El puerto acogió al crucero Virtuosa, un resort flotante con realidad virtual

Te puede interesar