jueves 26/11/20

El PSdeG insta al grupo municipal socialista a regularizar su situación

El número dos del partido asegura que no hay ningún concejal que esté al corriente de los pagos de las cuotas
Pablo Arangüena, a su llegada a la sede de la agrupación socialista, en Zalaeta | javier alborés
Pablo Arangüena, a su llegada a la sede de la agrupación socialista, en Zalaeta | javier alborés

La crisis abierta en el seno de la agrupación local del PSOE por el cese en funciones de la concejala de Empleo, Eva Martínez Acón, secretaria general de la agrupación, no tiene visos de resolverse. Mientras la alcaldesa, Inés Rey, se niega a seguir hablando del tema, alegando que es un asunto interno, el número dos del PSdeG, Pablo Arangüena, anunció ayer que la secretaria de organización del PSdeG remitió dos resoluciones: en la primera, exhorta al portavoz municipal, José Manuel Lage, a que colabore firmando en breve el convenio de colaboración y asistencia con la agrupación, y el segundo insta a los concejales socialistas a que se pongan al corriente de pago de sus cuotas.

Arangüena aseguró que todos ellos adeudan dinero a la agrupación local del partido. La propia Acón tuvo que pagar 3.500 euros en cuotas de su sueldo de concejala (un método habitual de financiación de los partidos). Su sueldo anual es de 59.000 euros, así que debía pagar 243 euros al mes. Según la concejala cesada, fue la reclamación de dichas cuotas (que adeudan desde hace 16 meses) lo que motivó que se le relevara de sus funciones, aunque la alcaldesa sostiene que se debe a su absentismo laboral y a que la Concejalía de Empleo solo ha invertido el 16% de su presupuesto.

El número dos del PSdeG recalcó que la alcaldesa, Inés Rey, hizo su primera aportación en diez meses (por valor de 300 euros), el pasado día 10, el mismo en el que se cesó en funciones a Eva Martínez Acón. Además, Arangüena denostó el trato recibido por la ya exconcejala de Empleo de A Coruña y secretaria general de la agrupación: “Foi sometida a escarnio público. É un atentado contra a ética do partido”.

La oposición, al PP

Mientras que Rey se escudó en que se trata de cuestiones internas del partido para no responder a ninguna pregunta, Lage se limitaba a insistir en que “a responsabilidade dos que falan de asuntos internos é de outros, nunca vai ser de este Goberno municipal” e insinuó que los que sí lo hacen (en referencia a Arangüena), deberían dedicar su tiempo a hacer oposición al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo.

La postura de Lage es que los trapos sucios se lavan en casa. "Os asuntos internos se resolven no ámbito interno", declaró, pero insistió en que tanto su situación, como la de cualquier “outro compañeiro” está regularizada, a diferencia de lo que había dicho  Arangüena poco antes.

El PSdeG seguirá dando pasos para regularizar esta situación, que enfrenta a dos bandos: el de Gonzalo Caballero, en el que se encuadra Acón, y el de Valentín González Formoso, en el que se inscribe la alcaldesa.

Comentarios