La primera compra del plan Rexurbe en A Coruña: una ruina de 392.000 euros junto a la Colegiata

El delegado de la Xunta, Gonzalo Trenor, y la conselleira de Vivenda, Ángeles Vázquez, ante el edificio | javier alborés

Un edificio en estado ruinoso junto a la Colegiata se convirtió ayer en la primera casa adquirida en A Coruña como parte del plan Rexurbe, que adquiere inmuebles para rehabilitarlos y luego dedicarlos al alquiler social, tanto de jóvenes como de familias. La conselleira de Vivenda, Ángeles Vázquez, acudió ayer a visitar el lugar, situado en el número seis de la calle de Santa María, un edificio en estado ruinoso por el que el Instituto de Vivenda e Solo (IVS) ha pagado 392.000 euros. También adquirirá otros tres en la Pescadería, cuyos trámites se están terminando.


Vázquez, que acudió al lugar en compañía del delegado de la Xunta, Gonzalo Trenor, y otros cargos del Gobierno autonómico, señaló que la primera convocatoria del plan Rexurbe había acabado desierto. A principios de 2021 se inventariaron en la ciudad 37 inmuebles susceptibles de ser candidatos a entrar en la oferta pública en las zonas que comprende el plan: la Ciudad Vieja y el eje Orzán-Panaderas. Ningún propietario se avino a vender su casa al IGVS, a pesar de las garantías. Vázquez opina que quizá no se publicitó debidamente la convocatoria, o quizá por la pandemia, lo que se poco probable, dado que se lanzó a finales de 2019.


En esta segunda convocatoria (que recibió el apoyo del Ayuntamiento para darla a conocer entre los vecinos de los barrios), la Xunta pretendía adquirir diez inmuebles, pero de los doce que se presentaron, solo siete cumplían con los requisitos, cinco aceptaron la oferta de compra, y de esos cinco, uno recibió una oferta privada mejor. Así que al final, son cuatro inmuebles de los que el primero se escrituró ayer, pero la inversión total en los cuatro es de 1,2 millones de euros.


“Con mimo e con esmero”

“Comenzaremos en breve coa licitación para o proxecto de rehabilitación que temos que facer con mimo e con esmero porque é un edificio anterior a 1.900, e que está ademáis nun entorno fantástico e envidiable”, prometió la conselleira. Una reforma que, además, se adivina larga y difícil, puesto que el edificio fue declarado en el estado ruinoso tiempo atrás. Consta de bajo, dos pisos y buhardilla.


Habrá que partir desde cero, con el cuidado que exige Patrimonio en un edificio que tiene más de un siglo. Obviamente, el IGVS podría haber adquirido un inmueble en mejor estado pero, como señaló Vázquez, “aquí se trata de rexurdir dende todos os ámbitos. Ímolo facer da man dos técnicos do Concello e do personal do IGVS”. De esta manera, se ayuda a la rehabilitación urbanística y a la vivienda.


Un día será ocupado por jóvenes que buscan emanciparse, o puede que por familias con escasos ingresos. “Estamos ilusionados, creemos que é un día importante e histórico e imos seguir nesta línea”, explicó Vázquez, que adelantó que el mes que viene se realizará la tercera convocatoria del plan Rexurbe, siempre en edificios que se encuentren en la zona histórica de Ciudad Vieja y en Pescadería.


En cuanto al quinto inmueble que se le escapó de las manos a la Xunta, la conselleira señaló que como administración, se mueve en unos precios tasados y con una variable a ajustar. “Non hai marxe case para o regateo”, aclaró. En cuanto a los tres edificios de Pescadería, sus dueños se enfrentan ahora a la maraña burocrática. “Sabemos que non é doado, pero hai que cumplir con todos os parámetros”, dice Vázquez.

La primera compra del plan Rexurbe en A Coruña: una ruina de 392.000 euros junto a la Colegiata

Te puede interesar