La Policía Local recrudece los controles contra los patinetes

Agentes municipales sancionan a un joven en patinete por saltar un semáforo en rojo

La Policía Local ha recibido instrucciones para aumentar la vigilancia sobre los usuarios de los patinetes y otros Vehículos de Movilidad Personal (VMP) que de unos años a esta parte, se han hecho comunes en la calles de A Coruña. Uno de los lugares más vigilados por los agentes de la Unidad de Disciplina Vial es la avenida del Ejército, que cuenta con un largo carril bici muy frecuentado por esta clase de vehículos y son varias las sanciones que ponen al día.

“Es mi primera multa de tráfico”, comentaba un joven, después de recibir una sanción de doscientos euros, que admite que se saltó un semáforo de vehículos y pasó a la zona peatonal montado en el patinete. Aquello fue en el cruce con la ronda de Outeiro, en la rotonda, pero el patinador siguió su camino sin darse cuenta de que los agentes municipales le seguían de cerca al volante de una furgoneta de la DGT. “Al no tener un espejo retrovisor, no me di cuenta. Estaba parando por otra cosa, y se pararon detrás mía”.

Asegura que va a tratar de recurrir la multa “y a ver qué pasa”. Según el policía municipal, lo que tenía que haber hecho era bajarse del patinete ante el paso de cebra, continuar andando, y luego volver a subirse al vehículo. “Me ha dicho que el Ayuntamiento les está diciendo que estén atentos a los patinetes para que no se pasen de listos, porque estamos dentro de un vacío legal y nos van a perseguir”.



Accidentes


Durante el año pasado, se registraron más de una docena de accidentes en los que estaban implicados los patinetes, y algunos dejaron heridos. Aunque se trata de un vehículo muy ligero, su velocidad de veinticinco kilómetros por hora puede ser suficiente para lesionar a un peatón, sobre todo si es alguien de la Tercera Edad, y el hecho de que no lleven matrícula hace más difícil someterles a un control.

Por eso la Policía Local comenzó a hacer controles de velocidad este mismo año. Para eso cuentan con un nuevo radar portátil, que se suma a otro con el que ya contaban. Más pequeño y manejable, permitirá detectar la velocidad de estos patinetes eléctricos en zona 30 y sancionar a los infractores. No será la primera vez: desde 2020 se ha multado a más de 20 conductores de patinetes, algunos de ellos, por circular bajo los efectos del alcohol, para sorpresa de los afectados. 

La Policía Local recrudece los controles contra los patinetes

Te puede interesar